Morena impulsa ley para dar pensión de viudez a parejas gay

Los senadores de Morena, Germán Martínez y Malú Micher, presentarán hoy una iniciativa de reformas a las leyes del IMSS y el ISSSTE para reconocer los derechos de las personas que viven en concubinato y de la comunidad LGBTTTI, para que puedan acceder a los servicios de seguridad social, como la pensión.

Te recomendamos: Matrimonio gay en México es una moda: líder del PES La iniciativa, suscrita por quien ha sido designado como el próximo titular del IMSS, plantea reconocer los derechos de las uniones de homosexuales y de aquellas personas en concubinato durante los últimos cinco años o que tienen hijos, para acceder a los diferentes tipos de pensión.

“Cualquiera que sea la denominación que quiera por lo que respecta a los matrimonios celebrados entre personas del mismo sexo, esta ley reconoce tales uniones con los mismos derechos y obligaciones que los celebrados entre hombre y mujer”. En el artículo 64 se plantea que las pensiones y prestaciones a que se refiere la presente ley serán a la viuda o viudo. El importe de esta prestación no podrá ser inferior a la cuantía mínima que corresponda a la pensión de viudez del seguro de invalidez y vida. Por lo que toca a los derechos de concubinos, se modifica la palabra esposo o esposa para dejarlo en “cónyuge”.

“El cónyuge de quien suscribió una unión civil tendrá derecho a recibir la pensión señalada en la fracción segunda; la persona con quien el asegurado vivió como si fuera el matrimonio durante los cinco años que precedieron inmediatamente su muerte o con quien procreó o registró hijos, siempre que ambos hubieran permanecido libres de matrimonio o de haber suscrito una unión civil durante el concubinato. Si al morir el asegurado tenía varios concubinas ninguno gozara de la pensión”.

Te recomendamos: Iglesia católica y evangélica firman contra matrimonio gay Los legisladores indicaron que no se puede seguir negando el derecho al trabajador homosexual a la pensión de viudez o de cualquier otro beneficio derivado del régimen de Seguridad Social. “Toda vez que ese derecho se adquiere no por el sexo, sino por el hecho de pagar la cuota correspondiente al financiamiento de seguro, en forma directa por parte del trabajador o trabajadora”. ​

Milenio