Luzmila y Alcohólika, voces que piden equidad de género

La música autóctona de la reconocida cantante Luzmila Carpio y el metal industrial del grupo boliviano Alcohólika L.C. se unen en una peculiar canción en quechua que aborda la temática de los derechos de las mujeres.

La canción Warmikuna yupay chasqapuni kasunchik (Mujer, tenemos que ser respetadas, en quechua) une la dulce voz de Luzmila y los ritmos propios del norte de Potosí junto con las guitarras y los sonidos guturales del metal para romper todos los esquemas.

“La unión de estos dos géneros, que podrían ser opuestos, se ha realizado porque existe algo que los une y eso hemos hecho con esta canción: hilar los dos géneros”, dijo a EFE el vocalista de Alcohólika L.C., Viko Paredes.

Para el vocalista, este tema es una “propuesta audaz” que ha despertado el interés del público dentro y fuera de Bolivia, por la fuerza de la combinación y la “mística” que brinda el aporte de los dos géneros.

Además de la interesante combinación de géneros musicales, también ha llamado la atención de los fanáticos la letra, que habla en favor de los derechos de las mujeres y la equidad de género.

“Las mujeres queremos ser tomadas en cuenta en las ciudades, pueblos, donde estemos; mujeres, hombres, en igualdad debemos progresar e ir adelante siempre juntos”, expresa una parte de la letra de la canción, cantada enteramente en quechua.

“Hablamos de que hombres y mujeres debemos ir juntos para lograr nuestros objetivos y vivir en armonía”, expresó Paredes.

El tema le pertenece a Luzmila Carpio, quien también fue embajadora de Bolivia en Francia de 2006 a 2011, y la musicalización es el aporte de la banda de metal.

Cambio
Categories: Bolivia, Género