Luzmila Carpio Sangueza: cantante y compositora de música autóctona boliviana

Carpio Sangüeza, Luzmila (Qalaqala, Potosí, Bolivia, 1950).- Cantante y compositora de música autóctona.

Su madre fue su maestra para el cultivo de las tonadas quechuas, lamentos incaicos y marchas aymaras. Tras cursar el básico en su comunidad, se traslada a Oruro para pasar la secundaria. Hacia el año 1970 se presenta en un concurso preparatorio para el Festival de la Canción Boliviana, y es galardonada con el nombramiento de ‘Ñusta Boliviana’ y la casa discográfica ‘Lauro y Cía.’ le ofrece un contrato que contempla la grabación de 15 discos en dos años (1971-1973). Desde entonces recorre escenarios nacionales y del exterior.

En 1979 salió rumbo a Francia, allí un crítico de música la comentó: “Luzmila Carpio canta la historia de los suyos con una voz incomparable, esa historia de una civilización de las más antiguas del mundo. Pero cuidado, que uno no se equivoque, su voz no es la de un folklore cualquiera, es la de la autenticidad…”. Radica en aquel país europeo por más de 20 años.

Ha realizado actuaciones en Bélgica, España, Suiza, Argelia, Alemania, Bulgaria y Suecia. En 1984, a su propuesta, la institución ‘Cimade’ organizó una gira por toda Francia para recolectar fondos destinados a la lucha contra la sequía en Bolivia. En 1990 fue coautora de una película infantil titulada ‘Luzmila con Julia en Bolivia’, realizada por A. B. Blagny sobre la realidad de los campesinos en Bolivia.

En 1992, con la ayuda del Comité UNICEF boliviano, hace instalar agua potable en varias comunidades de Potosí. Desde el año 2006 se desempeñaba como Embajadora de Bolivia en Francia, designada por el Presidente Evo Morales.

Muchos comentarios se han emitido para destacar la voz y el mensaje de Luzmila Carpio, entre ellos está el español F. Lobatón quien en 1993 anotó: “Tanta desnuda hermosura no puede menos que sobrecoger, y así lo hace, calando de inmediato entre el público que desde el comienzo ha compartido el respeto transmitido. Se oye en silencio para recibir el mensaje de una música que es comunicativa y que traslada al foro del teatro lo que los ojos no ven y sólo pueden imaginar”.

Por su lado el francés Valerie Peronnet dijo en 1992: “Luzmila canta para decirnos que vela y desvela por la madre tierra, a la que pertenecemos todos. Ella canta para ofrecer a los europeos la sabiduría del Indio, que reclama respeto”.

DISCOGRAFÍA: Chants des Indiens Quechua de Bolivie (Francia, 1983); Indianische Stimme (1988); Huayños (1989); Vida para los niños (1991); Warmikunapax (1993); Yayay Jap’ina (1994); Luzmila Carpio Live. En concierto (2005).

Ref.- Nadya Gutiérrez, “Jamás me sentí menos…”, Presencia/Puerta, 20.10.1996, 1; L. Carrillo, “L.C. recupera ‘En vivo’…”, LR/Tendencias, 25.12.2005, C6-7; M. Oblitas, “La música es la sangre del espíritu”, La Prensa/Oh, 18.12.2005, 4-5; G. Gutiérrez N., “El canto de la tierra”, La Prensa/Oh, 01.01.2006, 7; E. Blanco, Potosinos, 2010, 46-47

Diccionario cultural boliviano
Categories: Biografía, Bolivia, Canto, Cultura