Las pupusas salvadoreñas

Las pupusas salvadoreñas

Por Dennis Orlando Escobar Galicia

El Salvador, el pulgarcito de América, cuenta con una peculiar comida nacional:   las pupusas. Esta manducatoria es tan consumida que bien podemos afirmar que no pasa un segundo sin que al menos un guanaco (así se les dice a las personas originarias de ese país) esté saboreando tan popular alimento.

La pupusa es una tortilla gruesa o hinchada de masa de maíz o arroz (pishtón) rellena con uno o más ingredientes mezclados. Hay pupusas de loroco, queso, frijol, chicharrón, hongos, espinaca y de todo lo que sea comible, sea de origen animal o vegetal. Con decirles que hay pupusas de flor de izote, la flor nacional y símbolo patrio de los salvadoreños.

Es tanta la demanda de pupusas en El Salvador, que basta con marcar un número telefónico para que se las lleven a la puerta de su casa, oficina u otro ambiente. Y si usted prefiere consumirlas en la calle, es decir en restaurantes, en casi cada cuadra de El Salvador, ya sea en las ciudades o en los suburbios, abundan las pupuserías.

Con decirles que en El Salvador hay un día nacional de las pupusas.  El 1 de abril de 2005 se emitió el decreto legislativo No. 655, en el cual se afirma que «las pupusas son el plato nacional de El Salvador» y en razón de su procedencia autóctona y aceptación popular y con el propósito de festejar la pertenencia de este invento culinario a la cultura salvadoreña, declárese el segundo domingo del mes de noviembre de cada año «Día nacional de las pupusas».

Las pupusas se acompañan con una salsita de tomate, con o sin picante. Encima se les echa el famoso curtido (repollo, zanahoria, cebolla, orégano, otras especias y su vinagreta) ; todo bien picadito en fajitas). Se pueden consumir con cualquier bebida, pero los salvadoreños prefieren la horchata, refresco que también forma parte de su gastronomía.

Son tan famosas las pupusas que muchos inmigrantes acostumbran abrir pupuserías para satisfacer su gusto y el de sus compatriotas. De esa cuenta ya las hay por casi toda América y hasta en países europeos. Decir pupusas es decir salvadoreños, así como decir tacos es decir mexicanos.

El consumo de pupusa es de tal envergadura que países como Guatemala, vecino de El Salvador, han tenido que aceptar el término y liberarse de perjuicios semánticos. Hará un cuarto de siglo a ese alimento típico salvadoreño se le denominaba doblada o tortilla con chicharrón; algunos muy hipócritamente mencionaban su verdadero nombre. Y era porque pupusa era el vulgarismo de vagina.

Pero como el idioma es “ser viviente “ y lo producen los pueblos, la misma Real Academia Española se ha visto obligada a introducirlo en su diccionario. Y así define el término pupusa: «tortilla de maíz o arroz, rellenas de chicharrón, queso u otros alimentos.»

Con respecto al verdadero origen de las pupusas se ha dicho mucho y ha habido mucha controversia. Pero finalmente se ha concluido que la pupusa no es solo originaria de El Salvador, pero tampoco se puede decir que sea de origen guatemalteco u hondureño. Más bien, es de origen maya-quiché, cultura existente en los tres países del norte de la región centroamericana. Pero no cabe la menor duda, que son los salvadoreños quienes más consumen y rinden tributo a tan exquisito alimento.

En El Salvador así como abundan las pupusas también rebosan las manifestaciones de júbilo y orgullo por consumirlas. Desde hace años se viene escuchando y bailando la popular canción de Jhosse Lora, interpretada por diferentes grupos musicales.

 

 

A mí me gustan las pupusas

Yo soy guanaco y voy a invitarlos
para que vengan a saborear conmigo, hoo,
esa comida que en El Salvador,
siempre acostumbro y me gusta comer.

Son pasteles?. No, no son pasteles.
Son tamales?. No, no son tamales.
Son garrobos? No, no son garrobos.
Yuca frita? No, no, no!

Qué es lo que te gusta?
Qué es lo que te gusta?
Qué es lo que te gusta?
Qué es lo que te gusta?

A mi me gustan las pupusas, con curtido y salsa de tomate,
A mi me gustan las pupusas, y tomarme una taza de café.
A mi me gustan de queso, revueltas o de chicharrón.

A toda hora me gustan calientitas,
siempre serán mi plato más sabroso, hoo!
En cualquier parte de América Central,
si tú las buscas, las puedes saborear.

Son pasteles?. No, no son pasteles.
Son tamales?. No, no son tamales.
Son garrobos? No, no son garrobos.
Yuca frita? No, no, no!

Qué es lo que te gusta?
Qué es lo que te gusta?
Qué es lo que te gusta?
Qué es lo que te gusta?

A mi me gustan las pupusas, con curtido y salsa de tomate,
A mi me gustan las pupusas, y tomarme una taza de café.
A mi me gustan de queso, revueltas o de chicharrón.

A mi me gustan las pupusas, con curtido y salsa de tomate,
A mi me gustan las pupusas, y tomarme una taza de café.
A mi me gustan de queso, revueltas o de chicharrón.