Hogar Seguro: Informe de OACNUDH no se puede obviar; insta a investigar trata y otras denuncias

Se deben crear condiciones para no repetir estos eventos

Por Mariela Castañón

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Guatemala (Oacnudh), presentó el informe “Las víctimas del Hogar Seguro Virgen de la Asunción – Un camino hacia la dignidad”, donde detalló el seguimiento que dio a los hechos del 7 y 8 de marzo de 2017 en el Hogar Seguro, donde murieron 41 niñas y 15 sobrevivieron al incendio, además describió la experiencia de las víctimas y sus familias después del incidente.  Oacnudh llamó al Estado a garantizar una investigación y sanción por las denuncias de posibles violaciones a derechos humanos, incluidas las de trata de personas, y agregó que se deben crear las condiciones para la no repetición de eventos similares.

El informe fue elaborado a partir de entrevistas, misiones de observación reuniones e intercambios en el marco de la observación y asistencia técnica brindada por Oacnudh en relación al 7 y 8 de marzo de 2017.

Los datos recabados por Oanudh señalaron que el 7 de marzo de 2017, a las 13:30 horas aproximadamente, se produjo una “crisis” entre dos niñas de la sección “Mi Hogar”, del  Hogar Seguro Virgen de la Asunción (HSVA) (ahí había adolescentes de 13 a 17 años) que habrían buscado llamar la atención y denunciar las condiciones de vida inadecuadas y el maltrato que recibían.  Después un grupo de niñas de la misma sección subió al techo del hogar y comenzó a gritar a los niños del módulo San Gabriel (niños de 13 a 17 años) que se unieran.

El director del Hogar Seguro –Santos Torres-, llamó al entonces Secretario de Bienestar Social (SBS) -Carlos Rodas- así como a la Policía Nacional Civil (PNC) para alertarlos y pedir apoyo.

“Alrededor de las 15:30 horas, de acuerdo a la información proporcionada por las niñas sobrevivientes, por razones desconocidas, el personal de seguridad del HSVA abrió la puerta del hogar, dándose la oportunidad de salir.  Alrededor de 100 niñas y niños habrían salido de las instalaciones del HSVA, según una niña sobreviviente”, se indicó. 

De acuerdo con la información púbica, la policía de la zona empezó a detener a las niñas y niños, algunos incluso localizados en el centro urbano de San José Pinula, y a concentrarlos en las afueras del portón de la entrada del Hogar.

“Según la información recibida por Oacnudh de diversas fuentes, las niñas, niños y adolescentes (NNA) permanecieron casi nueves horas afuera del hogar en presencia de la Policía y otras autoridades.  Algunos de ellos estaban descalzos y mojados por haber cruzado un río de aguas negras al escapar del HSVA”.

Los testimonios documentados señalaron que a partir de las 16:00 horas comenzaron a llegar las autoridades de las diversas instituciones estatales con responsabilidad en materia de protección de la niñez.  A las 16:40 horas habrían llegado el titular de la SBS –Carlos Rodas-.  A las 18:00 horas el Procurador de la Niñez –Harold Flores-.  A las 21:00 horas se habría registrado la presencia de un asesor dela Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente –Carlos Beltetón-.

En tanto a las 18:30 horas la PDH presentó una solicitud de exhibición personal a favor de los NNA, pero la jueza de paz del municipio de San José Pinula –Rocío Murillo- no cumplió con la práctica solicitada.  A las 23:45 personal del HSVA, la PDH y la Procuraduría General de la Nación (PGN) firmaron un acta “en el que renunciaban a su obligación de cuidado de los NNA fura del HSVA”.

A las 2:30 horas los NNA fueron ingresados al HSVA.  Alrededor de las 6:00 horas del 8 de marzo de 2017, las niñas habrían pedido ir al baño, pero no las dejaron, hicieron –sus necesidades fisiológicas- en un rincón.  El aula donde fueron encerradas era de 7 por 6.8 metros y tenía una capacidad para 26 estudiantes, pero ahí habían 56.

El informe de Oacnudh señala que uno de los testigos indicó que después del desayuno las niñas pidieron nuevamente ir al baño, algunas salieron acompañadas por la policía, pero debido a que no había agua en los baños se prohibieron las salidas a los sanitarios, la tensión aumentó.  Un testigo dijo que las niñas gritaron que estaban sucias, que tenían frío y que querían bañarse y cambiarse, pero ningún empleado del Hogar se acercó a ellas para responder a las necesidades.

La Oficina del Alto Comisionado señaló que según la información disponible, en la mañana del 8 de marzo, una de las niñas habría prendido fuego a una colchoneta de esponja en el aula para llamar la atención de las autoridades y convencerles de sacarlas.

“Según los testimonios, cuando empezó a salir el humo, las niñas golpeaban la puerta y gritaban, no se entendía que decían, posiblemente pedían auxilio.  Cuando salían las llamas del aula, las niñas seguían pidiendo auxilio.  Desde que inició el humo hasta que abrieron las puertas, las niñas seguían pidiendo auxilio”, reiteró.

Algunas de las niñas sobrevivientes informaron a Oacnudh que los monitores del HSVA estaban filmando con sus teléfonos celulares mientras las niñas heridas salían del aula.

En este hecho murieron 41 niñas y 15 resultaron con heridas.  Las familias de las adolescentes tuvieron dificultades para localizar e identificar a sus hijas en hospitales públicos y la morgue.  Una madre expuso a Oacnudh “las caras de las niñas se derritieron”.

La Hora

Categories: DD.HH., De interés, Guatemala