En Guatemala el pueblo  indígena y popular, organizado en el Consejo de Desarrollo Campesino (CODECA), sale a las calles y exige renuncia de presidente del Gobierno

Por Dennis Orlando Escobar Galicia

Desde el lunes de esta semana,  los pueblos originarios guatemaltecos que luchan por transformaciones estructurales han salido a las calles y tomado diferentes plazas para manifestar exigiendo la renuncia del actual Gobierno presidido por Jimmy Morales por considerarlo corrupto, tiránico y  responder a interés militares y del crimen organizado.

«Exigimos renuncia inmediata de Jimmy Morales, su gabinete y los 158 diputados por corruptos y criminales. Los mismos que asesinan a defensores de los derechos humanos cuando éstos se resisten a la delincuencia estatal.», dice uno de los comunicados más recientes de CODECA.

También exigen «el cese de la campaña gubernamental de incitación al odio y difamación contra CODECA y otros movimientos indígenas, campesinos y de derechos humanos.»

En el comunicado también manifiestan su respaldo a todos los esfuerzos de lucha contra la corrupción en Guatemala; en especial al esfuerzo emprendido por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), dirigida por Iván Velásquez.

CODECA propone y convoca «a los sectores y territorios del país que aún no se han sumado al proceso constituyente popular y plurinacional, que emprendamos desde nuestros territorios, a sumarse y acelerar este camino para crear el Estado Plurinacional, y así construir una Guatemaya entre todos, con todos y para todos».

Vale aclarar que el actual presidente de Guatemala y dos miembros de su familia han sido señalados por la CICIG y el Ministerio Público de actos ilícitos y  de corrupción, empero el mandatario se resiste a ser investigado y ha decidido no prorrogar el periodo de funciones de la Comisión y ha declarado non gratoa Velásquez.

En cadena nacional de radio y televisión  el presidente Morales y el vicepresidente Jafeth Cabrera se hicieron acompañar de militares y policías para manifestar su rotundo rechazo a la CICIG, delegación que develó los actos de corrupción de los ex gobernantes anteriores (Otto Pérez Molina y Roxana Baldeti) que actualmente guardan prisión. Además gracias a la CICIG se han desmantelado varias redes del crimen organizado.

Por otra parte,  el Gobierno de Morales ha creado un clima de intimidación a través de la movilización de fuerzas policiales y militares en áreas urbanas y rurales, principalmente en donde se ubican sedes de organizaciones de la sociedad civil o de instituciones críticas a su Gobierno, tal el caso de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) o de la oficina del Procurador de Derechos Humanos.

USAC se solidariza  con CODECA y se suma a sus protestas

Estudiantes de la USAC, liderados por la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), la USAC es Pueblo y otras, se han sumado a las protestas del movimiento indígena y popular; pero también han tenido iniciativa propia.  Ayer, por ejemplo, realizaron un platón frente al Congreso de la República para impedir que los diputados anularan un decreto que permite que los funcionarios como el presidente sean investigados cuando se les señala de actos ilícitos.  La presión estudiantil obligó que los diputados cancelaran la sesión.

Hoy, el Consejo Superior Universitario (CSU) por mayoría declaró non gratosal presidente Jimmy Morales y al vicepresidente Jafeth  Cabrera, ambos egresados de la USAC, la única estatal del país. Esto ocurrió un día después que Morales despotricó contra los estudiantes, diciéndoles que en lugar de estar protestando deberían de estar en clases porque están en una «universidad carísima» que se le asigna el cinco por ciento del presupuesto ordinario del Estado.

El rector de la USAC, Murphy Paiz, rechazó lo dicho por Morales, indicando que la USAC aporta más a la sociedad con el Ejercicio Profesional Supervisado que realizan los estudiantes en las comunidades al finalizar su carrera.

Lenina García, presidenta de la AEU, también refutó los señalamientos de Morales y dijo que «el que ha salido caro es él y su gobierno, con sus bonos, sus lentes de marca Carolina Herrera, sus banquetes y sus múltiples viajes».

Después de los últimos hechos ocurridos y el crecimiento de la prepotencia del presidente Morales –hoy se presentó a un acto en el Congreso de la República acuerpado por kaibiles (soldados del Ejército de Guatemala, preparados para realizar operaciones especiales)-  la Iglesia Católica,  periodistas de opinión y defensores de los derechos humanos han expresado preocupación por el nivel de polarización social existente.

En dicho acto, pro celebración de la fecha de Independencia de Guatemala (15 de septiembre de 1821), también iba a estar presente el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, pero ante la presencia de los kaibiles canceló su asistencia. Lo mismo hicieron los diputados de la oposición.  Por lo que el  acto protocolario en conmemoración del 197 aniversario de la independencia solo fue presenciado por los diputados del Frente de Convergencia Nacional (FCN), partido del presidente, y por sus aliados.

 Fotos de Prensa Libre y del autor.