El Parque Chiribiquete de Colombia, Patrimonio de la Humanidad

Ubicado en la Amazonia colombiana, es un paraíso natural que alberga la muestra de arte rupestre más grande del mundo, con 70 mil pinturas que datan desde la antigüedad.

La distinción fue dada a conocer en la sesión número 42 del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, que tiene lugar en Manama, capital de Baréin. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, celebró la noticia en su cuenta de Twitter, y anunció que ampliará el parque para proteger aún más su biodiversidad.

La Serranía de Chiribiquete es una meseta rocosa en la región amazónica colombiana originada a partir del Escudo Guayanés, que junto a la Sierra de Naquén y la Serranía de la Macarena, son los sistemas montañosos más importantes de la Amazonia colombiana.

Su importancia no solo reside en su valor natural, sino también en el tesoro antropológico que albergan. Estas montañas están adornadas con dibujos de los pueblos amazónicos asentados en la piedra desde hace al menos 12.000 años.

En Chiribiquete se conserva la muestra de arte rupestre más grande del mundo, con 50 paneles de una altura promedio de siete metros y aproximadamente 70 mil pinturas que datan desde la antigüedad hasta épocas recientes.

Sin embargo, el conflicto interno de Colombia impidió por años el estudio de los murales. Recientemente, los investigadores han podido analizarlos gracias al acuerdo de paz firmado en 2016 con el exgrupo insugente FARC, que controlaba la zona.

Su carácter de reserva natural y arqueológica convierte al Parque Chiribiquete en una de maravilla arqueológica patrimonial con carácter mixto.

En 1993 fue la primera vez que Colombia postuló a Chiribiquete, el parque nacional más grande de Colombia con 2,7 millones de hectáreas, ante la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Colombia es el país más biodiverso del mundo, de acuerdo con su extensión territorial. Céline Valadeau, antropóloga del Instituto Francés de Estudios Andinos, consideró que en el país “queda mucho, mucho, mucho por descubrir: hay muchas zonas en las que ni siquiera se sabe que hay cosas.”

Telesur