Fenia Chertkoff, luchadora por los derechos de la mujer trabajadora

Fenia Chertkoff, luchadora por los derechos de la mujer trabajadora

Fenia Chertkoff.  Militante socialista, feminista, luchadora por los derechos de la mujer trabajadora, por la igualdad de los sexos, educadora y escultora. Nació el 7 de octubre de 1869, en Odessa, a orillas del Mar Negro, Rusia. Sus padres fueron Moisés Chertkoff y Rosa Demirov. Creció en un ambiente de agitación y rechazo contra el régimen zarista.

Su familia era parte de la elite ucraniana. Ello que le permitió estudiar en la Escuela de San Pablo y graduarse a los 18 años como maestra en la Escuela Normal de Odessa. En la Escuela de las zarinas, estudió música, teatro y danza. La escuela se hizo famosa por ser donde posteriormente se organizaron los pogromos contra los judíos. Fenia a los 18 años se inició en la militancia socialista clandestina, redactaba y distribuia panfletos en actos improvisados.

Su militancia la llevó a conocer al poeta-ingeniero revolucionario Gabriel Gucovsky, que fue encarcelado y deportado a Siberia, donde éste enfermo de tuberculosis. Se casó con él, y se trasladaron a Italia.  Allí nació su hija Victoria.

Su marido al poco tiempo falleció y Fenia viajó a la Argentina junto a sus hermanas Adela y Mariana,  instalándose en la Colonia Clara, donde la mayoría de los habitantes eran judíos ortodoxos, ubicada en Entre Ríos. Allí se dedicó a la docencia y fue traductora. Fundó la biblioteca del lugar.

Se relacionó con directores de revistas extranjeras, a través de ellos fue invitada a la universidad de Lausana, Suiza, donde se especializó en Pedagogía, Psicología para niños y maestra jardinera entre 1897 y 1898, siguiendo el método educativo frobeliano, para posteriormente finalizar sus estudios en Francia, en la Universidad de La Sorbona, un año después. Durante esa época, mantuvo un intercambio de correos con la teórica marxista Rosa Luxemburgo.

Las hermanas Chertkoff obtuvieron la ciudadanía argentina y se instalaron en Buenos Aires, en la casa de Enrique Dickmann, primer afiliado al Partido Socialista. Con quien Adela se casó. Mariana se relacionó con Juan B. Justo y Fenia se unió con Nicolás Repetto. Los unió la militancia, la búsqueda del progreso y el partido Socialista. El 19 de abril de 1920 fundaron las tres hermanas junto a Raquel Mesina y Gabriela Laperriére de Coni el Centro Socialista Femenino y la Unión Gremial Femenina.

Fenia dijo en la oportunidad: “El Centro Femenino es la única agrupación donde las mujeres, sin prejuicio de ninguna clase y con un programa claro y definido, llenan su existencia no solamente con las tareas del hogar y del trabajo sino que amplían sus horizontes con la obra fecunda pro la emancipación económica, política y social de la clase proletaria y, por consiguiente, de la misma mujer”.

Trabajó con sus hermanas con mucho dinamismo, imprimían folletos, visitaban fábricas, organizaron mítines, escribieron notas, impulsaron proyectos de ley por ejemplo que reglamentaran el trabajo de la mujer y los niños.

Ello llevó a Fenia Chertkoff a participar activamente de las primeras huelgas obreras. Colaboró además en la organización de las trabajadoras telefónicas, textiles, del comercio y de las fábricas de alpargatas, entre otros gremios.

Con esas luchas, contribuyó a la sanción de las leyes de descanso dominical para trabajadoras sombrereras, y la “ley de la silla”, denunciando la explotación laboral de los menores de ambos sexos en industrias como la fosforera o la tabacalera, las pésimas condiciones de salubridad de las instalaciones fabriles y las jornadas sin límites de día ni horarios.

En 1903 participó como delegada al congreso del partido Socialista donde llevó como propuestas para el programa las reivindicaciones tales como: la igualdad civil para ambos sexos, igualdad para hijos legítimos e ilegítimos, ley de divorcio e investigación de la paternidad. Hizo la campaña por el Hogar de los canillitas. También se dedicó a tocar el piano, a la pintura y a la escultura, obras que fueron expuestas en la Casa del Pueblo, tradujo cuentos infantiles.

Impulso la creación de la Asociación de Bibliotecas y Recreos Infantiles que funcionaron en lo locales partidarios. Tuvieron como orientación sustraer a los niños de los barrios populosos de la ciudad de Buenos Aires de la calle y sus peligros físicos y morales, les ofrecieron una enseñanza mediante láminas, libros, juguetes, juegos racionales y ejercicios físicos, canto, paseos de estudio y labores manuales. Buscaron incentivar el amor al trabajo, a la lectura, el compañerismo, sin dogma y sin prejuicios.

Rápidamente los recreos se multiplicaron. Los niños fueron llevados a bibliotecas, museos, picnic, espectáculos, etc. Unas de las fuentes de fabricación fueron los juguetes. Impulsó también la Biblioteca y Hogar de Vacaciones Carlos Spada.

La salud de su hija Victoria desmejoró por tuberculosis y se trasladaron a Córdoba. Allí también, fundó una biblioteca, organizó una escuela elemental, puso en marca una cooperativa y unas salas de primero auxilios. A raíz de la terrible represión que se produjo durante el sepelio de las víctimas de la Semana Trágica Fenia sufrió una secuela que no superaría, desde entonces abandonó la vida pública, y sólo se dedicó a las tareas artísticas. Organizó un centro artístico en su casa.

Fenia falleció en la ciudad de Buenos Aires el 31 de mayo de 1927, antes de llegar a los 60 años de edad.

Su hija Victoria continuó su obra.

 

Rudy personaje