Cuentos del Arañero: La Virgen de la Soledad

Cuentos del Arañero: La Virgen de la Soledad

Hugo Chávez Frías

Historias de familia

La Virgen de la soledad

Recuerdo mucho a mi abuela Rosa Inés cuando llegábamos a la casa de palma grande, donde yo nací. Era muy fres- ca. Pero veníamos de alguna actividad, alguna visita a los vecinos, y la casa estaba sola. Mi abuelita abría la puerta y siempre decía: «Buenos días o buenas noches, Virgen de la Soledad». Ella le hablaba a la Virgen de la Soledad, que se quedaba cuidando la casa; le encomendaba la casa.

Cuentos del Arañero 

Categories: Cuento, Literatura, Venezuela