El payador perseguido —también conocido como Coplas del payador perseguido—, extenso poema que se dio a conocer en 1965, es sin duda un referente central en la vasta obra poético-musical de Atahualpa Yupanqui.

Compuesto por 122 sextinas, este poema de tono autobiográfco relata las andanzas de un cantor sin domicilio fjo —“yo soy del norte y del sur / del llano y del litoral”,  un hombre de incontables ofcios —“sin estar fjo en un lao / a toda labor le hacía” — cuyo afán es compartir las duras experiencias de una vida de trabajos con más adversidades que alegrías, para así poder denunciar “las penas del paisanaje / la explotación y el ultraje / de mis hermanos queridos”.

(…)

No se trata de cantos improvisados, repentistas, sino de estrofas  compuestas o retomadas: “Yo canto por ser antiguos / cantos
que ya son modernos”. Así, si este título no resulta adecuado para este cantor anónimo y trashumante, podría aplicarse
muy bien al gaucho Martín Fierro, a quien Hernández imaginó como un varón que, situado frente a sus oyentes, va desgranando
su alegato con el que vigorosamente denuncia las injusticias de que ha sido víctima. El carácter de canto improvisado aparece
como apertura y cierre de cada parte del poema a la vez que lo atraviesa por completo.

Fragmento de
“De Martín Fierro a El payador perseguido (Filiaciones y correspondencias)”
Raúl Dorra
Universidad Autónoma de Puebla
Publicado en Revista de Literaturas Populares

 

Nodal Cultura

Descargar libro El-payador-perseguido-A-Yupanqui

Categories: Argentina, Libros libres