Pueblos purépechas exigen autonomía económica

Pueblos purépechas exigen autonomía económica

El rezago social es cada vez más lacerante y autoridades municipales sólo les dan migajas: asesor

Por Ernesto Martínez Elorriaga

Morelia, Mich.Debido a que las autoridades municipales los discriminan y les dan sólo migajas, 25 comunidades purépechas y otomíes han solicitado a las autoridades federales y estatales la autonomía financiera o la libre determinación económica, informó Juan Pavel Guzmán, asesor del Consejo Supremo Indígena de Michoacán.

Comentó que Santa Fe de la Laguna (municipio de Quiroga), está por concluir la demanda y están en proceso los pueblos de Caltzontzin, Corupo y Angahuan (Uruapan), Zirahuén (Salvador Escalante) y Acachuen (Chilchota).

Casi todas estas comunidades viven en pobreza y cuando las autoridades municipales realizan obras es por intereses políticos sin tomar en cuenta a la población. Muchas veces pasan años y las localidades purépechas no consiguen nada. Dijo que son pueblos que tienen entre 4 mil y 15 mil habitantes.

Pavel Guzmán comentó que inicialmente las autoridades de gobierno aseguraban que se trataba de demandas de carácter de justicia administrativa, pero finalmente se aceptó que deben estar atendidas por autoridades electorales federales y estatales.

Las comunidades purépechas reciben asesoría del colectivo Emancipación, que encabeza Orlando Aragón, quien apoyó a la comunidad indígena de Cherán para que pudiera regirse por el principio de usos y costumbres.

Los pueblos de Pichátaro, municipio de Tingambato, y San Felipe de los Herreros, de la alcaldía de Charapan, obtuvieron recientemente el fallo a favor.

Pichátaro ganó la demanda ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Instituto Electoral de Michoacán, mientras San Felipe de los Herreros ganó ante el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán.

Están por iniciar procesos para la autonomía financiera los ayuntamientos de Sevina, Urapicho, Pamatácuaro, Sicuicho, San Ángel Zurumucapio, Cuanajo, Zopoco, Huecorio, Capácuaro, Cocucho, Carapan, San Felipe de los Alzati y San Cristóbal (mazahuas de Zitácuaro y Ocampo), entre otros, apuntó el asesor de las comunidades. Para tal efecto sesionará el Consejo Supremo Indígena el próximo 8 de julio en la comunidad de Zirahuén.

En tanto, Narciso Goboa Roque, jefe de tenencia de la comunidad de Tarecuato, municipio de Tingambato, aseguró que el rezago social en los pueblos indígenas es cada vez más lacerante, por lo que también demandan que las tenencias dependientes de los ayuntamientos reciban la parte presupuestal que les corresponde, pues no han visto beneficios de las autoridades municipales.

Lázaro Gabriel Mendoza, presidente de bienes comunales de San Felipe de los Alzati, municipio de Zitácuaro, aseguró que cada vez son más excluidos del desarrollo, los recursos que llegan cada vez son menos y lejos de fortalecerse como pueblo, los partidos políticos los dividen. Queremos ser como Cherán, y aunque no somos cabecera municipal pedimos administrar la parte que nos corresponde, comentó.

La Jornada