Las trampas de los mapaches independientes

Comparte esto:

Por Sanjuana Martínez 

El Instituto Nacional Electoral (INE) parece aceptar y estimular la mapachería electoral de la venta de credenciales. Las trampas que algunos candidatos “independientes” han hecho, están a la vista de todos, menos de los consejeros del INE.

Ante la denuncia del aspirante a candidato independiente a la Presidencia de la República, Pedro Ferriz de Con, el INE prefiere el silencio. Pero Lorenzo Córdova Vianello tiene la obligación de ofrecer una explicación y también el castigo a los candidatos mapaches independientes.

Los primeros que quedaron exhibidos con la denuncia de Ferriz de Con, son Margarita Zavala y Jaime Rodríguez “El Bronco”. Ambos, casualmente ya han alcanzado el 100 por ciento de las 866,593 firmas e incluso han rebasado la meta, aunque todavía deben cumplir dos criterios: la validación del INE y el 1 por ciento de apoyo del padrón nominal de 17 de los 32 estados del país. También hay otros candidatos en entredicho: Armando Ríos Píter y Edgar Portillo.

Las dudas se puede aclarar muy fácilmente: es urgente que el INE haga una auditoria para determinar cuántas credenciales de elector compraron los susodichos candidatos independientes. Y después de los resultados de esa auditoria sabremos con certeza y pruebas, quienes son los “mapaches independientes”.

La denuncia de Ferriz de Con no deja dudas. Asegura que el 27 de diciembre una persona se acercó a sus colaboradores en Guadalajara, Jalisco y le ofreció una herramienta para completar las firmas exigidas por el INE.

Se trata de un archivo digital que contiene nada más y nada menos que, un millón de credenciales con el costo de 8 pesos por cada documento oficial. El vendedor aseguró que otros candidatos independientes ya tenían esa base de datos.

Lo más interesante de este mercado negro de credenciales del INE es que los datos, es decir, la base de datos proviene del propio INE. ¿Qué casualidad? Se trata de credenciales, es decir, identidades de mexicanos del mismísimo padrón oficial.

A menos que los vendedores del mercado negro de credenciales sean unos hackers expertos, lo cierto es que, esta noticia nos deja la duda si hay fugas en el mismo INE para beneficiar a ciertos candidatos a cambio de jugosas ganancias. El procedimiento para la obtención de firmas es ya de por sí revuelto y ahora con esto ha quedado en entredicho la propia legalidad y la necesaria certeza que se supone debe ofrecer institucionalmente el INE, una dependencia que nuevamente le vuelve a fallar a los mexicanos.

La auditoria debería investigar las trampas y las fugas de este archivo digital ofrecido en el mercado negro y que a todas luces le ha funcionado a la perfección a los candidatos “independientes” beneficiados con el dedo del Estado mexicano.

¿Por qué Margarita y El Bronco ya han conseguido y rebasado las firmas? Ambos candidatos deben ser sometidos a una auditoria. La duda pesa sobre ellos. Y tendrán que ser transparentes.
Por lo pronto, “El Bronco” ha minimizado las trampas diciendo que la recolección de firmas falsas son solo una “travesura” y no un fraude. Por su parte, Margarita se ha limitado a decir “estoy tranquila no compré ni una firma”.

Lástima que la palabra de ambos no sea suficiente para demostrar su honestidad en este tramite. Es preferible la vía institucional y la certeza de la auditoria.
En el caso de “El Bronco” como gobernador incumplió su promesa de no convertirse en un “chapulín” y mintió a su electorado asegurando que no sería candidato presidencial. Lo peor del caso, son las denuncias bien fundamentadas del uso de los recursos públicos que está haciendo para su beneficio y su precampaña. La pregunta es simple: ¿quién paga los espectaculares que han distribuidos por el país y además quién paga todo el aparato de su precampaña?

El dinero corre a manos llenas en la administración de “El Bronco”. La prueba es que 17 de sus funcionarios buscan un puesto “independiente” de elección popular. Casualmente, 15 de ellos, ya registraron la cantidad de firmas necesarias para avalar sus candidaturas con un rendimiento extraordinario mayor al 150 por ciento: Eduardo Santos, Raúl Guajardo, Gregorio Farías, Yamilett Orduña, David Elizondo, quienes compiten para diputados y Raúl González al Senado. Para diputados locales: Adriana Quiroz, Blanca Lilia Sandoval, José Esquiel Rodríguez, Eleazar Puente y Mario Alberto Zamarripa. Para las alcaldías: Jorge Luis Tamez, Jorge Garza, Arturo Rodríguez, Carlos Guevara, Américo Garza y Aldo Fasci.

Lamentablemente el INE fomenta la cultura de la ilegalidad por su falta de transparencia. Se ha convertido en una dependencia que cuida los intereses de los partidos políticos y no de los ciudadanos.

Ahora sabemos que de 170 mil firmas presentadas por 24 aspirantes a una candidatura independiente para una diputación, 97 mil apoyos son falsos o incorrectos; es decir, el 57 por ciento de las firmas, según la decencia presentada ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Algo huele a podrido en las candidaturas independientes. Algo no está funcionando. Urge expulsar de la contienda a los mapaches independientes, de lo contrario, llegarán a sus candidaturas con la sombra de la duda y la ilegitimidad encima. Si son capaces de falsear las firmas, ¿qué podemos esperar de ellos?

Sinembargo 

Comparte esto:
Categories: México, Opinión, Política