La champurrada guatemalteca

La champurrada guatemalteca

 

 

Por José María Santos Albizures

La champurrada es un pan dulce en forma de galleta redonda y que forma parte de las tradiciones culinarias guatemaltecas. Se consume en el desayuno o en la cena. Y también como postre  después del almuerzo.

Imaginar el crujir de una champurrada al partirla en dos, antes de mojarla en una taza de café humeante, es un melancólico recuerdo para muchos que viven fuera del país.

Y es ese delicioso ritual de mojar el pan en la taza de café y que pelea con las normas de la etiqueta, lo que le da ese toque especial. Experimentar como ese trozo de pan tostado va absorbiendo el líquido caliente. Sentir esos olores que despide el café y el pan para luego desintegrarse en la lengua, brindando sensaciones para la mayoría de sentidos: vista, gusto, olfato y tacto. ¡Es una deliciosa experiencia!

 Algunos viajeros previsores acostumbran incluir una buena dosis de champurradas en su maleta, para no privarse de ese placer durante su travesía. Hay quienes también, que viviendo en otro país, al enterarse de la visita de un coterráneo le solicitan llevarles algunos ejemplares de este delicioso bocado para hacer más liviano ese sentimiento de encontrarse lejos de su tierra natal.

El diccionario de la Real Academia Española define a la champurrada como « Bizcocho delgado y redondo», reconociéndolo como un término guatemalteco.

La champurrada puede comerse también untada con miel, mermelada u otros complementos. Hay quienes hasta la bañan con puré de frijol. En fin, en gustos se rompen géneros. Pero lo cierto es que existe una extensa gama de maneras para disfrutar de una deliciosa champurrada.

Categories: Guatemala, Relato

Write a Comment

Only registered users can comment.