Guatemala se colma de frutas en la época veraniega

Por Dennis Orlando Escobar Galicia

Durante los meses de marzo y abril, los más cálidos del año, los mercados guatemaltecos se atiborran de frutas propias de las regiones tropicales. Y es que en estos periodos la mayoría de árboles y plantas frutales dan su cosecha y se preparan para un nuevo ciclo natural.

En muchas áreas rurales de Guatemala, donde prevalece el verdor de la naturaleza, basta con sacudir los árboles para dejar caer sus frutos y en seguida degustarlos.

En las áreas urbanas, donde predomina el asfalto y el ruido de las máquinas, basta tener un poco de dinero para ir a los mercados y adquirir una gran variedad de frutas.

En Guatemala por ser un país rico en agro-diversidad siempre encontramos una gran cantidad de frutas, pero el aumento y variedad de éstas son mayores en la época cálida.

En este periodo tropical abundan mangos, sandías, bananos, manzanas, aguacates, chicozapotes, caimitos, melones, papayas, uvas, bananos, jocotes marañones, granadillas, naranjas, ciruelas, nances, zapotes, jocotes, guanabas, anonas, guayabas, piñas, etc. Se escribió a propósito en plural el nombre de las frutas, en virtud de que hay de diferentes especies, cada una con su propia particularidad.

En una misma venta del mercado podemos encontrar hasta cinco variedades distintas de jocote, de banano o de sandía. Unas tienen diferente tamaño y otras hasta diferente color o textura. ¡Así de abundante y variada es la fruticultura guatemalteca!

El consumo de frutas y verduras está considerado de suma importancia para contar con una vida saludable. Un informe reciente de la OMS y FAO recomienda la ingesta de cuatrocientos gramos diarios para prevenir enfermedades crónicas como la cardiopatía. Además puede contribuir a mitigar varias carencias de micronutrientes en los países menos desarrollados, tal el caso de Guatemala.

«Bien sabido es que las frutas son alimentos que deben incluirse en lo que consideramos una alimentación saludable. Los beneficios del consumo de frutas, radican en primer término en su valor nutricional, éstas son fuentes de vitaminas, minerales, azúcares, sustancias antioxidantes y fibra», anota una publicación especializada en nutrición y vida saludable.

El 3 de mayo de 2015 los países de Centroamérica y República Dominicana celebraron por primera vez el Día Regional de las Frutas, alimentos clave para disminuir las enfermedades crónicas no transmisibles. «A más fruta, más vida», fue el eslogan de dicha actividad.

Vale mencionar lo que contienen y algunas de las propiedades de unas cuantas frutas que actualmente abundan en Guatemala:

Mango (Magnífera indica):

Se utiliza para tratar cáncer porque posee propiedades anticancerígenas y antisifilíticas. Como laxante cuando está madura y como astringente cuando está verde. También es recomendable para la vaginitis, el catarro y la diarrea.

La fruta contiene vitaminas A y C, es rica en antioxidantes; también en minerales como el hierro, magnesio y calcio.

En Guatemala hay muchas variedades de mango, a saber: Ataulfo, Keile, Pashte, Tommy, Kent.

Jocote (Spondias purpurea):

El cocimiento de la fruta se utiliza para tratar enfermedades renales. Tópicamente se usa para el tratamiento de úlceras, encías inflamadas, sarcopteosis y sarna.

El fruto contiene vitamina C y minerales como calcio, hierro y fósforo.

Papaya (Carica papaya):

Es eupéptico-digestivo, coadyuvante de la cicatrización, antiflamatorio, antihelminitico.

Contiene vitaminas B1, B2 y Nacina o B3, todas del complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo, fortifican el músculo cardiaco, protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. También es rica en vitamina A y C; es rica en minerales como calcio, fósforo, magnesio, hierro, azufre, sodio, silicio y potasio.

Melón (Cucumis melo):

El fruto es diurético, respiratorio, eupéptico, demulcente y nutritivo. Contiene vitamina C. Su contenido en beta carotenos, que se convierten en vitamina A, ambas antioxidantes, hace que sea un eficaz aliado contra el cáncer y padecimientos cardiacos.

Aporta carbohidratos, como sacarosa, pero por su bajo contenido en energía resulta ideal para perder peso.

Sandía (Citrullus lanatus):

El fruto contiene aproximadamente de 6 por ciento de azúcares y 91 por ciento de agua por peso. Es fuente de vitamina C. Es ligeramente diurética y contiene carotenoides en grandes cantidades.

En algunos lugares de México y Guatemala la recomiendan para tratar el paludismo, el reumatismo, estreñimiento, afecciones renales, gota y trastornos de las vías urinarias.

Tiene gran variedad de vitaminas, como la mayoría del complejo B.

Categories: Gastronomía, Guatemala