Los museos son lugares para “decir lo indecible”

Los museos son lugares para “decir lo indecible”
Comparte esto:

1.193 bienes arqueológicos y 482 coloniales y republicanos están en bodegas del MCyP. Pertenecen al Museo Nacional.

Hoy se celebra el Día Mundial de los Museos, esos lugares en donde se dialoga con el pasado. La fecha fue propuesta por el Consejo Internacional de Museos (ICOM) desde 1977. Su fin es sensibilizar a la gente sobre el papel de estos espacios conservadores de memoria en el desarrollo de la sociedad. Este año, el tema de discusión es ‘decir lo indecible en los museos’.

De acuerdo a la organización, el planteamiento gira en torno a cómo los repositorios de la memoria se pueden poner al servicio de la sociedad y convertirse en centros de pacificación de las relaciones entre los pueblos. Trata sobre cómo la aceptación de un pasado doloroso constituye un primer paso para imaginar un futuro común, bajo el signo de la reconciliación.

En 2012, un catastro del Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP) determinó que en el país existen 186 museos activos con 600.000 bienes históricos y culturales, distribuidos entre 22 provincias del país. De este total, 104 espacios son administrados por entidades públicas, pero ¿cómo se vinculan con la sociedad desde su gestión? A fines de año pasado, la crítica de arte Ana Rosa Valdez dijo: “Los museos públicos, hoy, atraviesan su peor momento.

Los programas de fomento a las artes aún no reconocen la diversidad cultural del país y siguen promoviendo el ‘eventismo’. El continuo cambio de ministros de Cultura (una decena hasta el momento) refleja la inestabilidad que ha caracterizado a la institución encargada de registrar estos centros”. El docente y artista Xavier Patiño reclamaba a los museos de Guayaquil la ausencia de una colección de arte contemporáneo.

“Deben dejar de ser mausoleos, dejar de guardar cosas del pasado, a esos objetos hay que contextualizarlos”. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo Esteban Delgado, el último director de Cultura de Guayaquil -quien estaba a cargo de los museos del MCyP en Manabí, Santa Elena y Guayas- se planteó digitalizar y tematizar las colecciones que administraba. Dentro de este proceso está el cambio de la muestra permanente del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC), la cual tiene un nuevo guion después de más de una década de su montaje iniciático. Sin embargo, uno de los conflictos constantes en el país para la gestión de los museos es el manejo de su infraestructura.

Delgado se planteó arreglar las filtraciones que tiene la explanada del MAAC que afectaban a una parte de la reserva, además de cambiar el aire acondicionado del museo Nahim Isaías. Ambas gestiones quedaron en proceso de licitación y se concretarían después del cambio de mando del Gobierno Nacional. En Quito, la situación de los repositorios es preocupante, pese a que esta semana se abrió el Museo del Palacio de Carondelet (cuya consultoría tuvo un valor cercano a $ 500.000) y el anuncio de que el Museo de la Memoria se abrirá, como homenaje a las víctimas de delitos de lesa humanidad, en las dependencias del SIC-10, que fue una organización antisubversiva que operaba de forma clandestina.

Hace un año y medio, los bienes del Museo Nacional -ubicado en la Casa de la Cultura y que es uno de los mayores repositorios del país- fueron trasladados a bodegas de la Subsecretaría de Memoria Social del MCyP, que tiene al frente a Andrea Nina. Los bienes, que incluyen piezas arqueológicas -2.216 en total- continúan guardados, pese a que la reapertura del museo fue anunciada para octubre de 2016.

La idea del MCyP -la CCE dejó en manos de este ente la readecuación- era que el nuevo museo se inaugurara luego de la cumbre mundial Hábitat III, pero esto se ha postergado y los insumos de expertos para la elaboración de guiones museológicos y museográficos acaban de receptarse después de que representantes del sector -Red de Museos del Centro Histórico del Sistema Metropolitano del Museo de Quito, la Fundación Oswaldo Guayasamín, el Instituto Metropolitano de Quito, y las universidades Andina Simón Bolívar, Católica del Ecuador, Tecnológica Equinoccial, Flacso, entre otras- analizaran los efectos de la Ley Orgánica de Cultura en la gestión de la memoria.

Una vez que se adjudique la propuesta presentada para elaborar los guiones, el Museo Nacional se montaría dentro de seis meses, explicó María Augusta Vargas, directora nacional de Museos y Sitios Arqueológicos del MCyP. (I)


El Telégrafo  
Comparte esto:
Categories: Cultura, Ecuador