El arte taíno y sus tesoros

En cinco estancias, el Centro León muestra más de 150 piezas de la colección de arqueología en Santiago, muchas de ellas por primera vez.


Con el interés de lograr una comprensión de las formas de vida, el mundo social y la dimensión simbólica de la cosmogonía taína, e n t e n d i d a como un todo profundamente estructurado, el Centro León Jimenes abrió la exposición temporal “Tesoros del Arte Taíno”, desde el 13 de octubre hasta el 18 de marzo de este año.

Guayacán, Huracán, Conuco, Batey y Cemíes son las cinco estancias o ámbitos en que esta muestra educativa se divide, las cuales recogen elementos muy propios de la vida taína, una cultura concreta y diferenciada de la de los arahuacos que inicialmente poblaron la isla.

Al realizar el recorrido se pueden apreciar piezas con trazos particulares, que son una idea de cómo eran hechas por estos grupos. Asimismo se encuentran dioramas sobre ellos, fotografías, e incluso un video de la realización del casabe, todo esto colocado para que los visitantes entiendan y aprendan sobre el manejo de recursos naturales y las expresiones universales de su cultura.

Características particulares

El ámbito Guayacán contiene expresiones de arte en las que un emblemático conjunto de objetos en concha, barro, madera, hueso, y piedra demuestran que los taínos “trabajaban creando y creaban trabajando”. En el mismo, se muestran tradicionales cerámicas precolombinas, donde es muy evidente el uso de color y el manejo de determinados trazos.

La conjugación de elementos ambientales y sociales es notoria en el ámbito Huracán. Aquí se ve el intento de controlar la violencia natural por medio de la producción de estrategias colectivas de sobrevivencia.

La parte del Conuco contiene la elaboración del casabe en el pasado y presente, al igual que piezas asociadas con el conuco.

El Batey contiene piezas indispensables para su vida social.

Obras artísticas y artesanales con un valor diferente al de las contemporáneas, aunque algunas hayan sido producto de un proceso de abstracción.

Los aspectos religiosos del recorrido se concentran en el área Cemíes, donde se puede apreciar que los taínos eran politeístas. Allí se hayan esculturas fabricadas de madera, piedra, hueso y coral, llamadas cemíes, que se podían utilizar como amuletos personales.

Descubrir como arqueólogo

¡Soy arqueólogo! es una visita interactiva por cita para familias e instituciones educativas, en la que al estilo arqueólogo y en un espacio habilitado para ese fin, se escaba con el fin de descubrir elementos históricos.

Un ámbito educativo y de diversión.

Listín Diario