Artesanas paraguayas innovan productos para ampliar mercados

Participantes en el taller para mejorar sus productos de algodón y desarrollar su marca de la Cooperativa Multiactiva de Producción Artesanal de Ao Po´i, en Yataity, en el centro de Paraguay. Crédito: Ingrid Zabaleta/FAO

Participantes en el taller para mejorar sus productos de algodón y desarrollar su marca de la Cooperativa Multiactiva de Producción Artesanal de Ao Po´i, en Yataity, en el centro de Paraguay. Crédito: Ingrid Zabaleta/FAO

Con una mirada hacia el mercado y para valorizar los productos artesanales hechos en algodón, las socias  de la Cooperativa Multiactiva de Yataity, en el centro de Paraguay, recibieron  asistencia técnica con el fin de fortalecer sus capacidades para revitalizar su trabajo y conquistar nuevos mercados para el algodón sostenible.

 

Durante una semana, las artesanas del algodón participaron en el taller “Mejoramiento del producto y el desarrollo de una identidad de marca” en la Cooperativa Multiactiva de Producción Artesanal de Ao Po´i, una actividad organizada por el Proyecto +Algodón. “Rescato el afán que tienen por sostener una tradición manual a través del bordado y el interés de todas las organizaciones a través de la Cooperación Sur-Sur; que las apoyan para fortalecer todas sus capacidades y consoliden su cooperativa”: Juan Pablo Martínez.

La capacitación abordó temas como las nuevas tendencias, patronaje y acabado, programación de colecciones, la definición y diseño de la identidad de marca con el objetivo de desarrollar un producto diferenciado de fácil aceptación en el mercado e instalar capacidades locales sobre el proceso y la modernización de la confección. Juan Pablo Martínez, diseñador colombiano y consultor del proyecto, expresó que lo principal es que las artesanas puedan incrementar sus ventas desarrollando un producto que esté adaptado a las necesidades del mercado actual.

“Hay una disposición al cambio para lograr un producto más adaptado al mercado por parte de las artesanas. Ellas cuentan con capacidades instaladas para poder crecer de forma organizada y mejorar su calidad de vida”, explicó.

Además, dijo,  “rescato el afán que tienen por sostener una tradición manual a través del bordado y el interés de todas las organizaciones a través de la Cooperación Sur-Sur; que las apoyan para fortalecer todas sus capacidades y consoliden su cooperativa”. La Cooperativa trabaja con el algodón como materia prima. Actualmente, las personas asociadas, la mayoría mujeres, realizan su labor en los distintos eslabones de la cadena productiva y, además, traspasan sus conocimientos a las siguientes generaciones.

En los últimos años, la Cooperativa ha buscado comercializar en mercados más sostenibles mediante acuerdos justos y positivos. Según Liliana Escurra, artesana y presidenta de la Cooperativa, el primer paso fue dado para el fortalecimiento de las socias en la cadena de valor del algodón.

Artesanas de distintas edades de la Cooperativa Multiactiva de Producción Artesanal de Ao Po´i, mientras bordan las delicadas telas de algodón en sus bastidores. Crédito: Ingrid Zabaleta/FAO

Artesanas de distintas edades de la Cooperativa Multiactiva de Producción Artesanal de Ao Po´i, mientras bordan las delicadas telas de algodón en sus bastidores. Crédito: Ingrid Zabaleta/FAO

“El taller les dio la posibilidad de capacitarse en sus propias casas, ellas se encuentran motivadas y poco a poco irán notando el cambio que queremos implementar”, afimó. Escurra manifestó que la participación de los jóvenes fue fundamental en el proceso: “Necesitamos de ellos, los desafíos son muchos, necesitamos su fuerza y dinamismo”.

De Berlín a Yataity

Para reforzar el apoyo a las artesanas, estudiantes egresados de la maestría en gerencia de la Escuela Europea de Administración y Tecnología (ESMT, en inglés), con sede en Berlín, se  llegaron a Yataity. Ellos trabajaron en la proyección de una estrategia de innovación de la Cooperativa que incluye planes de marketing, mercadeo y comercialización de la producción de prendas artesanales de Ao Po´i, que en guaraní significa tela fina y cuyos delicados y típicos bordados tienen su epicentro en esta localidad.

“Lo primero que vimos es que las mujeres son muy talentosas, pero carecen del conocimiento de negocios, y es por eso que vinimos aquí con la intención de ayudarlas a mostrar mejor su talento”, afirmó la estudiante Eleni Petropoulou, uno de los llegados desde la capital alemana.

El taller es parte de las acciones desarrolladas en Paraguay por el proyecto +Algodón, una iniciativa de cooperación Sur-Sur, que llevan a cabo por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Paraguay, para el   fortalecimiento del sector algodonero.

El proyecto desarrolla diversos temas relacionados con la cadena de valor del algodón, desde la producción hasta la comercialización de productos, apoyando el reposicionamiento del algodón como un producto diferenciado y con valor agregado en mercados locales, regionales e internacionales, contribuyendo al aumento de empleos de calidad e ingresos de agricultoras y agricultores productores de algodón.

Contexto del sector algodonero

Trabajar por la sostenibilidad del sector algodonero de la región latinoamericana requiere trabajar para transformar los contextos de desigualdad y dotar de capacidades de las mujeres rurales para su empoderamiento y participación en justas condiciones en todos los eslabones de la cadena de valor del algodón.

Según el estudio “Mujeres de Algodón: roles de género y participación en las cadenas de valor en Argentina, Bolivia, Colombia, Paraguay y Perú”, publicado en el marco del proyecto + Algodón, las mujeres rurales del sector participan a lo largo de toda la cadena de valor del algodón.

Lo hacen principalmente en el eslabón productivo contando actividades como la preparación del terreno, la siembra, el monitoreo de la cosecha así como en la destrucción del rastrojo y en la elaboración y comercialización de artesanías.’

IPS Noticias
Categories: Género, Paraguay