Alejandra Pizarnik se rebelaba contra el rol social impuesto a la mujer

Alejandra Pizarnik se rebelaba contra el rol social impuesto a la mujer

Alejandra Pizarnik es probablemente la mejor autora de poesía en lengua castellana del siglo XX y aunque, desde el punto de vista de su estilo, conecta con la obra de Julio Cortázar y otros contemporáneos de la literatura argentina, sus Diarios (editados por Ana Becciu y publicados por Lumen), la aproximan a la lírica confesional de autoras como Sylvia Plath o Anne Sexton.

Como ellas, Pizarnik se rebelaba contra el rol social impuesto a la mujer, se obsesionada con el amor y la belleza, coqueteaba de manera recurrente con la muerte y se suicidó, tras largas depresiones y estancias en hospitales psiquiátricos. ¿Por qué poetas de la sensibilidad y el genio de Pizarnik, Plath o Sexton acabaron jóvenes con sus vidas?

En el caso de la autora de ‘Extracción de la piedra de la locura’, la crudeza de sus diarios autobiográficos hacen entender que era un destino buscado, el final macabro pero coherente a una vida y una obra que transcurrían a la par.

Siempre traspasando los límites, caminando sobre un hilo de alambre aún a costa de caer en la locura. “Escribir”, dice en una entrada de sus Diarios, “es querer darle algún sentido a nuestro sufrimiento”.

De la vida a la nada

Alejandra Pizarnik nació el 29 de abril de 1936 en Avellaneda, Buenos Aires, con el nombre de Flora. Era la segunda hija de una familia de inmigrantes ruso-judíos dedicados al negocio de la joyería que llegó a Argentina tras una etapa en París. Según el escritor César Aira, desde muy joven quedó marcada por la muerte de su tía materna y su tío paterno, que fue víctima del Holocausto en Europa.

En 1954, Pizarnik acabó Secundaria y comenzó a estudiar Filosofía en la Universidad de Buenos Aires y en la Escuela de Periodismo. Entre tanto, descubrió su vocación por la literatura, animada por el catedrático de Literatura Moderna Juan Jacobo Bajarlía, quien en 1998 escribió un ensayo sobre su relación con ella: ‘Anatomía de un recuerdo’. Bajarlía fue importante para que descubriese el surrealismo y el dadaísmo, estilos que más adelante determinarían su obra poética.

Su tartamudez, sus complejos físicos y el asma la convirtieron en una persona triste y retraída, pero al mismo tiempo se adentró en la vida literaria y el psicoanálisis, encontrando amistades y amantes, inspiración y aprendizaje. Fue forjando así su personalidad y voz propia: apolítica (“ni religión, ni política, ni orden, ni anarquía. Estoy en contra de lo que niega la verdadera vida. Y todo lo niega”), aferrada a la idea de recuperar la infancia, atraída por la estética de la muerte y la locura.

Entre 1960 y 1964 se trasladó a París, donde conoció a Cortázar y a Octavio Paz. En esta etapa escribió ‘Arbol de Diana’ (1960) y ‘Los trabajos y las noches’ (1965). Su uso privilegiado del lenguaje y el desnudo emocional en sus poemas hicieron de ella una escritora original y respetada, insegura pero con momentos de grandeza: “Sé que escribo bien y esto es todo. Pero no me sirve para que me quieran”. (Diarios, Editorial Lumen).

​Miedo a la madurez

En 1966, un día después de su 30 cumpleaños, escribió en su diario: “Heme aquí llegada a los treinta años y nada sé aún de la existencia. Lo infantil tiende a morir ahora pero no por ello entro en la adultez definitiva. El miedo es demasiado fuerte sin duda”.

Su vida llena de contradicciones sigue descrita en sus Diarios como una ceremonia programada de su propia muerte. Sus lecturas, sus bloqueos escribir, su insatisfacción con algunos artículos que le encargan, su falta de autoestima como creadora… son temas que se trasladaron también a su obra. En 1968 publicó ‘Extracción de la piedra de locura’ y, más adelante, ‘Nombres y figuras’ (1969), ‘La condesa sangrienta’ (1971) y ‘El infierno musical’ (1971).

Finalmente, Alejandra Pizarnik se suicidó en la madrugada del 25 de septiembre de 1972. Cesa así su angustia y pone punto y final a una obra sólida e inigualable.

Por Monserrat Barda Pan

Feminismo About 

Tags: Argentina

Write a Comment

Only registered users can comment.