Cuentos del Arañero: El trapo rojo

Cuentos del Arañero: El trapo rojo

En la escuela “Julián Pino” de Sabaneta.

Historia de familia

El trapo rojo

Hugo Chávez Frías 

Cuando estaba en Yare, María me escribió cartas, poemas y cosas muy hermosas, del alma. Es que ella escribe del alma. Y una cosa muy hermosa, una vez de un trapo rojo. ¿Te acuerdas María? Porque en la cárcel, cuando ellos se iban, yo sacaba un trapo rojo por la ventana. Ella dice que sigue viendo ese trapo rojo. Eso es profundo, un símbolo.

Luego un momento muy difícil del Movimiento Bolivariano, en que yo había sido detenido una vez y me mandaron a Oriente, andábamos en dificultades. El Movimiento se vino abajo y había desconcierto, persecuciones, mucha vigilancia. Hubo una infiltración, una traición de alguien que habló.

Entonces, Huguito, una vez que vine a la casa, me dice: “Papá, escribí esto”. Hizo un dibujo así como unas rayas, como un río, y un jeep, un carrito así, y abajo una leyenda: “El río corre duro pero es bajito y los ‘jices’ pasarán”. Yo leí y le dije: “Dios mío, muchacho, qué alma, ¿de dónde sacas tú eso?” Fue un mensaje al padre que llegó un poco cabizbajo, cansado. Yo viajaba de Maturín en mi carrito viejo, solo hasta la casa. En ese tiempo andaba como con lepra, nadie se me acercaba. Y después decía la leyenda: “Y saldrán con barro, pero los lavaremos”. Fíjate tú.

Cuentos de Arañero 

Categories: Cuento, Literatura, Venezuela