Chucho Valdés trajo el calor en el frío de Bogotá

Chucho Valdés trajo el calor en el frío de Bogotá

Por Julián Gutiérrez Marín

Más que deshacernos en elogios -más que merecidos- y enumerar el currículo de uno de los embajadores no solo de Cuba, del Caribe y definitivamente del mundo, Dionisio Jesús Valdés Rodríguez, el gran “Chucho Valdés” también conocido en el mundo del jazz como “el hijo de Bebo” derrochó junto a su grupo los Afro-Cuban Messengers una descarga de energía en la que elevo la temperatura de la fría Bogotá y de un público que colmo las instalaciones del parque el Country en esta misma ciudad para disfrutar del cierre de la vigesimosegunda edición del Festival Jazz al Parque.

Chucho deleitó a las más de doce mil personas durante casi una hora, como lo hiciera en las ciudades de Medellín y Cali, pasando por todo tipo de sonoridades y ofreciendo un regalo musical cuya pieza a decir de Chucho “…es parte de la fusión del Caribe y los pueblos andinos”.

El también embajador de la UNESCO que no reposa en sus proyectos, no deja de crear, y cuyo legado está asegurado en la memoria de los amantes de la fusión y el espíritu de la música y en sus hijos Leyanis y Jessie, dejo satisfechos a sus fanáticos, y siguió reafirmando su impronta en el ADN de la música del mundo, la cual sigue llevando a todo tipo de públicos que esperan con ansias que el nacido en Quivican los haga soñar con ese lenguaje universal del encuentro que es el Jazz.

A nuestro encuentro Chucho también se unió a tantos cubanos y personajes del mundo que envían su vos de aliento al Pueblo que no deja de trabajar y avanzar, y no dejó pasar la oportunidad para también manifestar que #CubaVa y #CubaSeLevanta.

Gracias a Chucho, gracias a Cuba por su inconfundible sonoridad.

Cuba Debate
Categories: Colombia, Cuba, De interés, Música