Venezuela: entre la violencia y la paz

Venezuela: entre la violencia y la paz
Por Maya Monasterios Vitols 
Venezuela atraviesa este mes de julio por una de sus pruebas más duras.  El 30, 19.260.775 millones de venezolanos están convocados a elegir a 545 constituyentes que tendrán la responsabilidad de sesionar en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).
Propuesta hace un par de meses por el presidente Nicolás Maduro, como una forma de resolver las diferencias que la mesa de diálogo, convocada también por la administración de Caracas y rota por la oposición, no pudo.
Pero lo que más preocupa a la mayoría del pueblo son las amenazas de radicalización hechas por los sectores más extremistas de la derecha nacional.  Por ejemplo, este lunes 3 de julio, se espera la “juramentación” de los autodenominados “Comités de Rescate de la Democracia” (CRD), una forma de “organización” impulsada sobre todo por el partido Voluntad Popular (VP), y cuyos volantes impresos a todo color y en papel de alta calidad, ya se dejan ver en las principales calles de la capital, anunciando el fraude constituyente.
¿Suena bien no? Les propongo un ejercicio.  Busquemos en el buscador de su preferencia las palabras: “juramentación CRD”.  Cientos de resultados aparecerán, todos de medios identificados con la oposición.  Uno de ellos, Efecto Cocoyo, reseña:
“La coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) juramentó hoy a los Comité de Rescate de la Democracia (CRD), conformados por grupos de ciudadanos que se encargarán de organizar a sus comunidades para “detener el fraude” de la Constituyente del presidente Nicolás Maduro”.
Analicemos algunas palabras clave: “detener el fraude”, “organizar a sus comunidades” y “grupos de ciudadanos”.
Pero es que, unas semanas antes, el 21 de junio, el diputado de VP, vicepresidente de la AN en desacato, y uno de los líderes de la avanzada violenta en las manifestaciones (que agrupa sobre todo a jóvenes, muchos de ellos menores de edad), Freddy Guevara, lanzó una amenaza al Gobierno: no permitirán el uso de los centros electorales para las elecciones de la ANC.
El diario electrónico opositor, El Estímulo, publicaba en esa fecha lo siguiente:
 
“‘No vamos a permitir que los colegios y centros electorales sean usados para ese fraude’. Asomó que el boicot a la elección de los constituyentistas, el 30 de julio, podría entrar en este escenario pero que lo que buscan es no llegar a esa elección”.
Como en casi todos los países del mundo, los centros electorales están custodiados por el Ejército, en el nuestro por el Ejército Bolivariano, agrupados en el Plan República.  Estos militares tienen el deber de proteger y trasladar el material electoral, las máquinas y al recurso humano que participe en cualquier elección, y no permitirán que nadie viole el derecho de los venezolanos a ejercer su voto libremente.
¿Con un llamado como este qué pretenden personajes como Guevara? ¿crear un clima de violencia (usando a civiles) que termine de enlodar aún más la imagen de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y justificar una intervención extranjera? ¿qué pasaría en un país como EE.UU. si un parlamentario amenazara abiertamente un proceso electoral y con tomar los centros de votación, con el riesgo de dañar el material electoral pagado por todos los contribuyentes? ¿cómo reaccionaría un Donald Trump, un Mauricio Macri o un Michel Temer ante este llamado “democrático”?
Categories: Opinión, Venezuela