Aprende a hacer caipirinhas, bebida típica de Brasil

Aprende a hacer caipirinhas, bebida típica de Brasil

Después del mojito, uno de los cócteles del verano es la caipirinha. De hecho, ambos comparten un buen número de ingredientes y tienen una preparación similar, solo que la caipirinha no lleva hierbabuena y, sobre todo, se prepara con un destilado muy especial, la cachaça.

La cachaça (o cachaza en castellano) se obtiene de la destilación del jugo de la caña de azúcar fermentado. A diferencia del ron, que generalmente proviene de la melaza, la cachaça es un subproducto anterior a la cristalización del azúcar. Es, sin duda, el destilado más popular de Brasil.

Ingredientes

  • Cachaça, una lima, dos cucharadas de azúcar blanco y hielo

Cómo hacer una caipirinha

La preparación de la caipirinha es bien sencilla. Primero se trocea la lima. A mi me gusta cortar la mitad en dados y la otra mitad en rodajas, los dados van al fondo del vaso bien machacados con las dos cucharadas de azúcar, mientras que las rodajas las reservo para decorar.

Una vez le hemos sacado todo el jugo a la lima del fondo, llenamos el vaso con hielo. La receta original es con cubitos normales y no hielo pilé, pero también hay que tener en cuenta que en Brasil hace mucho más calor, y hielo se derrite más rápido, así que mi recomendación es que optemos por el picado. Colocamos también las rodajas de lima entre el hielo.

Por último, vertemos cachaça hasta llenar el vaso (que no debe de ser muy grande), removemos ligeramente y servimos con dos o tres pajitas. Las pajitas son importantes porque esta bebida se debe tomar del fondo, donde está el jugo de lima y el azúcar, pues si bebemos de la parte de arriba solo encontraremos el sabor fuerte e inconfundible de la cachaça.

La caipirinha admite diversas variaciones en función del destilado utilizado. Cuando no hay cachaça a mano es normal recurrir al vodka para preparar caipiroskas, mientras que si se emplea ron blanco se conoce como caipirissima. Por último, también hay quien le añade al final un poco de granadina para endulzarlo (más aún) y darle un toque rosado.

Trendencias