Javiera Mena: “Hay que barrer con este inconsciente colectivo de que una chica no puede timonear un estudio”

Javiera Mena: “Hay que barrer con este inconsciente colectivo de que una chica no puede timonear un estudio”

La compositora chilena se explayó sobre las dificultades de crecer en un ambiente liderado por los hombres y preguntó: “¿Por qué cuando yo digo que produje mi disco no se me da el mérito y se habla todo el rato del productor que está detrás de mí?’.

En medio de su presentación en la primera edición del Maremagnum Fest en Barcelona, la artista chilena Javiera Mena reflexionó sobre su carrera, los planes futuros y las dificultades de desenvolverse en una industria hegemonizada por los hombres.

En entrevista con Mujeres y Música, Mena contó que está componiendo y produciendo su nuevo disco y que la idea es “sacar un single en lo que queda del año y el álbum, a comienzos del 2018”.

“Lo que me inspira es la vida, estar aquí viva, respirando, sintiendo los sentimientos, la comunicación entre las personas, los sentimientos que te producen los pensamientos… y eso puede ser una cosa eterna, no tiene fin”, contó.

Javiera reconoció que en todos los lugares de liderazgo hay menos mujeres que hombres, pero sentenció que ese escenario está cambiando lentamente: “Desde que empecé en los estudios, si yo agarraba una perilla, era como “cuidado”, o gente que sabía mucho te decía ‘¡pero cómo!, ¡si a las chicas no les interesan los sintes!’.

Creo que hay como un inconsciente colectivo de que la mujer no tenía que tocar esos lugares, y por eso a mí me daban más ganas de tocarlos, porque era como ‘¿por qué hay solamente chicos en un estudio?’ y ‘¿por qué cuando yo digo que produje mi disco no se me da el mérito y se habla todo el rato del productor que está detrás de mí?’”.

La artista agregó que “creo que se nos enseña desde chiquititas que no tenemos que estar ahí. A mí se me enseñó eso al menos cuando empecé a ir a los estudios pero me encontré con buenos hombres también que me animaron: “¿Te interesa?, Bien, ¡dale!”.

También tuve grandes maestros hombres y lo agradezco un montón. Cada vez hay más chicas que se están dando cuenta de hay que barrer con este inconsciente colectivo de que una chica no puede timonear un estudio”.

Javiera Mena se explayó sobre el machismo en el periodismo musical, que parece negarse a aceptar que una mujer esté produciendo una canción.

“No está tu mérito como creadora, como artista; te ven como a una cantante. Y muchos comentarios en redes sociales, machistas o misóginos encubiertos, también, no validando una mente creativa que pueda tener yo o diferentes mujeres. Me siento muy reflejada en las palabras de Bjork cuando dijo que a ella siempre le hablaban de Arca, que es con quién estaba trabajando, y todo el mundo cree que Bjork es solo una buena voz y una artista que se pone ropas raras pero no es una chica que está haciendo sus propios beats y que lleva una dirección artística muy potente en cuanto a sonido. Me siento muy reflejada en esas palabras porque me pasa todo el tiempo con los periodistas, siempre siento que las entrevistas van a quitarte peso artístico-creativo, totalmente, todo el tiempo”, detalló.

Mena destacó también su definición como lesbiana dentro del escenario musical chileno, algo que antes nunca había ocurrido de manera pública.

“En mi caso, recién se está normalizando, así que fue algo que tuvo que pasar y fue como mi grano de arena. Sentí que después se me pasó la pena porque fue algo que hice para que más chicas lo dijeran y para eso se convierta alguna vez en normal y no sea el tema de las entrevistas”, explicó.

Por último, la compositora envió un mensaje a las mujeres que enfrentan desafíos por estos días, inmersas en un mundo complejo: “El mensaje que les daría es que esa exigencia que tenemos nos hace doblemente capaces, porque quizás ese miedo que están teniendo, a la vez, es mucha sabiduría e inteligencia. Esa cosa de tenernos a prueba nos hace mucho más potentes y más inteligentes.Tenemos mucho que demostrar, lamentablemente, pero hay que verle el lado bueno”.

El Desconcierto