Carnaval de Barranquilla en Colombia y disfraz de “La Marimonda”

Carnaval de Barranquilla en Colombia y disfraz de “La Marimonda”

En el Carnaval de Barranquilla se conjuga la fecunda variedad cultural y folclórica presente en la costa del Caribe colombiano. Considerado la celebración popular  más importante de ese país, fue elegido como “Patrimonio Intangible de la Humanidad” por la UNESCO, en 2003.

Los orígenes de esta celebración, que algunos consideran el segundo carnaval más importante de América del Sur  (luego del de Río de Janeiro), se remontan al siglo XIX.

En Barranquilla, a partir del miércoles de ceniza, miles de locales y turistas participan de corsos y actividades en la calle. En los festejos predomina la musica popular, el baile y la presencia de carros y disfraces, que representan animales autóctonos y africanos y seres mitológicos, fruto de la ocurrencia popular y conservados por la tradición de sus habitantes.

Algunos de los disfraces  tradicionales del Carnaval de Barranquilla son la Marimonda, el Garabato, el Congo y el Monocuco. Otros elementos propios de este carnaval  son las máscaras de madera de balsa y los disfraces donde se parodian algunos sucesos de actualidad, que causan la expectativa cuando se acerca cada nuevo carnaval.

El disfraz de la marimonda originalmente representaba al  habitante de la ciudad  burlón y de pocos recursos. Era un disfraz elegido para incomodar a la alta sociedad, por eso se elaboraba con saco y pantalón al revés y con parches y una máscara con una gran nariz fálica y grandes orejas. Su sentido ha cambiado, en la actualidad simboliza al tipo jocoso y ‘mamador de gallo’. La música que acompaña al baile de los marimondas se denomina la Butaca. Se trata de un repique que se presta para que el bailador improvice pasos que después ni recuerda.

¿Qué es una Marimonda?

Este personaje que tanta curiosidad causa a propios y extraños, es un símbolo de Barranquilla y su Carnaval. Su historia al igual que su apariencia es bastante particular y divertida.

En la Fundación del Carnaval de Barranquilla, cuentan que la Marimonda “en sus inicios definía al barranquillero burlón y de pocos recursos”.

El disfraz que está hecho de una máscara con una nariz larga, unas grandes orejas y un traje con parches, saco y pantalón al revés y es acompañado por un pito escandaloso, fue creado por un barranquillero del común con el objetivo de ridiculizar e incomodar a la ‘alta sociedad’.

Hoy el concepto ha cambiado y la Marimonda “simboliza al tipo jocoso y ‘mamador de gallo’”.

Cuentan que a principios del siglo XX, un barranquillero “se puso un pantalón y una chaqueta al revés, un par de medias a manera de guantes e hizo una careta con un saco de harina. Luego, con las fundas de una vieja almohada, elaboró anillos que rellenó con esponja para simular unos grandes ojos, una boca y una larga nariz”.

Luego incorporó la corbata, que representa una burla a la clase dirigente, a “aquellos funcionarios que sólo van a cobrar el sueldo sin trabajar”.

Una “combinación de primate y elefante, que representa el espíritu del hombre nacido en Curramba La Bella: el que le gusta divertirse sanamente, ‘vacilándose’ a todos y sacándole punta a cualquier situación”, esa es y así nació la popular Marimonda.

Arte popular del sur

Semana

Categories: Colombia, Cultura, Reseña