Las tostadas guatemaltecas

Las tostadas guatemaltecas

Por Dennis Orlando Escobar Galicia

En Guatemala decir tostada es referirse a una tortilla dorada o frita. Hasta no hace mucho las tostadas se hacían de las tortillas frías y puestas a secar al sol o en el comal. Aún recuerdo cuando ayudaba a mi abuelita en dicha elaboración. Ella colocaba en el patio de la casa un enorme mantel y colocaba ordenadamente las tortillas frías para que los rayos del sol las calentaran y secaran.

Nos pedía, a mi hermano y a mí, que espantáramos las moscas y vigiláramos que ningún bicho se acercara a las tortillas. Antes del ocultamiento del sol mi abuela recogía las tortillas ya bastante endurecidas. Esa faena podía repetirse al siguiente día. Cuando ya las tortillas estaban bien duras las ponía a freír en un sartén con manteca de marrano o con aceite vegetal. Y cuidando de no pasarse mucho tiempo en la fritanga…salían las «doradas tostadas».

Con el devenir de la tecnología se crearon máquinas para elaborar tostadas. En la actualidad se venden en diferentes cantidades y tamaños. La hechura de las clásicas tostadas, como las hacía mi difunta abuela, ya casi es cosa del pasado o de la gente que vive en espacios remotos de las áreas rurales de Guatemala. No hace mucho invité a unos infantes a mi casa para que comieran de esas tostadas y se la gozaron porque dijeron que estaban más «duritas». Y es que para consumir las clásicas tostadas se necesita buen diente.

Pero en Guatemala, como es un país de la tortilla, las tostadas también son un alimento tradicional y se consumen en fiestas como tentempiés o como delicioso bocado en ferias. Se pueden consumir todos los días, pero principalmente los fines de semana porque a cualquier comerciante se le ocurre poner una mesa con venta de tostadas.

Pero no vaya usted a creer que ese delicioso bocado guatemalteco es solo así como lo hemos descrito. ¡No!  Las tostadas llevan diferentes ingredientes o aderezos. De esa cuenta hay tostadas de salsa de tomate, de puré de frijol, de aguacate machacado (guacamol). Esas son las tostadas clásicas. Últimamente también hay tostadas de picado de carne, picado de pollo, picado de atún y hasta de chow min.

Las tostadas son deliciosos bocados para todo tipo de fiesta. A los niños les encantan y también a los adultos cuando están consumiendo bebidas espirituosas. Además se pueden consumir en todo tipo de restaurantes como aperitivos antes de una comilona.

¿Pero cómo se preparan las tostadas guatemaltecas?

A las tostadas, ya sea las hechas en casa o las compradas de fábrica, se les unta el aderezo elegido: salsa de tomate, puré de frijol o guacamole. Encima se les espolvorea o esparce polvo de queso seco, hojas de perejil bien picadas y se adornan con aros de cebolla sazona.

El consumo de tostadas guatemaltecas se acompaña, generalmente, de un delicioso atol guatemalteco (de elote, de haba, de arroz con leche…) o de una taza de café o chocolate.

Las tostadas guatemaltecas son un bocadillo muy popular, además de nutritivas y crujientes son muy baratas. Las consumen todos aquellos que tienen muy buen diente. Y quienes ya no tienen buenos dientes, como los abuelitos y las abuelitas, pues se deleitan con sus aderezos.