Sorbete de mango endiablado

Sorbete  de mango endiablado

Un sorbete suave y cremoso que combina el agridulce del mango con el picante del chile


Rinde aproximadamente 1 cuarto de galón

En México, la combinación de mango y chile es común en caramelos y bocadillos, pero este sorbete suave y cremoso es sin duda una de las mejores maneras de disfrutar de estos sabores combinados. El sabor agridulce del mango, el picante del chile y un sabor salado particular hacen que sea francamente irresistible.

Las neverías (heladerías) generalmente sirven este sorbete en una copa con algún tipo de salsa de chile y chile molido. Mi forma favorita es servirlo con chamoy (salsa de ciruela encurtida) y condimento marca Miguelito, pero realmente, mientras lleve algún tipo de chile molido y sal, no puede salir mal.

INGREDIENTES

  • ⅓ taza de agua
  • 1 taza de azúcar
  • 3 chiles piquín
  • 2½ libras de mangos maduros, pelados y cortados en cubitos (alrededor de 5¾ tazas)
  • Zumo de 1 limón verde
  • ¾ cucharadita de sal kosher
  • 1 cucharadita de chile piquín molido o pimienta de cayena, agregar más al gusto

PREPARACIÓN

1.     En una olla pequeña, combina el agua y el azúcar. Deja hervir a fuego lento; revuelve para disolver el azúcar.

2.     Retira del fuego, agrega los chiles enteros y deja enfriar durante 1 hora. Saca los chiles del jarabe de azúcar y deséchalos.

3.     En una licuadora, combina el jarabe de azúcar y los mangos picados, licua hasta lograr un puré suave.

4.     Agrega el zumo de lima, la sal y el chile molido y mezcla hasta que se combinen bien.

5.     Prueba el puré y, si deseas, agrégale chile molido adicional, teniendo en cuenta que una vez congelado, el sorbete tendrá un sabor un poco menos picante.

6.     Pasa la mezcla por un colador de rejilla fina colocado sobre un tazón. Cubre y refrigera hasta que esté frío, al menos 4 horas o durante toda la noche.

7.     Congela y bate en una máquina de preparar helado conforme a las instrucciones del fabricante. Para una consistencia suave, sirve el sorbete inmediatamente; para una consistencia más firme, trasládalo a un recipiente, tapa y deja endurecer en el congelador unas 2 a 3 horas.

 

Aarp