Éste es el terrible significado de ‘El apagón’ al que nunca le pusiste atención

Éste es el terrible significado de ‘El apagón’ al que nunca le pusiste atención

Por Gabriela Nava

 

El Apagón es una famosa canción de la cantante mexicana Yuri. Todos la hemos cantado felizmente. Es un clásico en las bodas y en las fiestas de nuestras tías, pero jamás imaginamos lo que esconde esta “inocente” canción.

Sobre todo porque su terrible mensaje viene explícito en la letra. ¿Por qué no nos habíamos dado cuenta?

Queremos tomar un momento para recordar todas esas peculiares coreografías y canciones que estamos acostumbrados a bailar en cualquier boda mexicana.

En el popular colectivo de cualquier fiesta de boda hubo una que llamó mucho nuestra atención por la mala concepción que se tiene de su significado: ‘El apagón’ de Yuri, no es lo que piensas.

De todos los temas que hayas creído que trataba esta canción, seguramente estás equivocado. Siempre la hemos bailado ingenuamente pensando “qué cosas suceden, con el apagón”. ¿Se darán un beso o algo más?

Pues, entre escucharla una y otra y otra vez, llegamos a la conclusión que ‘El apagón’ se trata de dos cosas: una violación o bien, de un caso de incesto-pederasta.

Ni siquiera está escrito entre líneas, es muy literal:

Comienza así:

Iba sola por la calle

Cuando vino de pronto un apagón

Vale más que yo me calle

La aventura que a mí me sucedió

Me tomaron por el talle

Me llevaron al cubo de un Zaguán

Y en aquella oscura calle

Ay, que me sucedió.

Con el apagón, qué cosas suceden

Qué cosas suceden, con el apagón

Con el apagón, qué cosas suceden

Qué cosas suceden, con el apagón

 

La canción describe cómo una mujer iba sola por una calle oscura, alguien la sujeta contra su voluntad y la arrincona en un zaguán para abusar de ella.

 

Continúa:

 

Me quedé muy quietecita

En aquella terrible oscuridad

Y una mano, ay ligerita

Me palpó con confianza y libertad

Si el peligro estaba arriba

Acá abajo la cosa andaba peor

Fue tan fuerte la ofensiva

¡Ay!… Qué me sucedió

 

¡Fue abusada sexualmente (según el Código Penal Federal en México, es abuso sexual cualquier tocamiento, manoseo corporal y obsceno sin consentimiento) en la oscuridad! Inmóvil, literalmente fue manoseada “arriba” y “abajo”.

 

 

Y esto se pone cada vez peor:

Y sin ver al enemigo

En aquella terrible oscuridad

Me quitaron el abrigo,

El sombrero y qué barbaridad

Yo pensaba en el castigo

Que a aquel fresco enseguida le iba a dar

Cuando encendieron las luces

¡Ay! Era mi papá

 

La canción no sólo se trata de una mujer contando cómo fue desvestida y abusada sexualmente, sino que además el atacante era nada más y nada menos que su propio padre, quien aparentemente estaba en busca de una víctima aleatoria.

 

Lo peor es que hemos cantado una y otra vez esta terrible canción con una clara apología a la violación, una melodía que la normaliza, que narra el acto como si se tratara de un accidente: “ups, un apagón, y además era mi papá, ay, ya ni modo”.

Aunque para muchos sea “una canción y ya”, la verdad es que a través de la música, que es parte de la cultura, normalizamos la violencia de género.

“El Apagón” vendió medio millón de copias a los tres meses de haber salido al mercado y llevó a Yuri a posicionarse en el mercado musical latinoamericano y estadounidense.

Vix, Cultura colectiva

 

Categories: De interés, México