“No nos proponemos ser ni tiernos ni críticos”

“No nos proponemos ser ni tiernos ni críticos”

Impecable: Marcos Mundstock, líder histórico de Les Luthiers.

Por Carlos  Reyes

Les Luthiers con nuevo espectáculo, premio y aniversario.

El viernes último en el Gran Rex de Buenos Aires se estrenó Les Luthiers Gran Reserva, que el año que viene llegará a Montevideo. El show reúne una nueva antología de algunos de sus grandes éxitos renovados, como las memorables “La balada del 7º Regimiento”, “Quién conociera a María”, el bolero “Perdónala”, “Ya no te Amo, Raúl” y “Música y costumbres de la Isla de Makanoa”, entre otros hitos de este colectivo artístico con tanta carrera como eficacia en escena.

Efectivamente, se trata de su 37° espectáculo, con el que llegarán a redondear el medio siglo de trayectoria, con más de 9.500.000 espectadores en todo el mundo. El aniversario les está llegando junto con el premio Princesa de Asturias, que recibirán del rey Felipe en octubre. Para charlar sobre esta nueva conquista, Marcos Mundstock, líder histórico del grupo, habló con El País.

—¿Cómo piensan recibir el premio? ¿Harán alguna mención a Daniel Ravinovich?

—Por supuesto, y también a Gerardo Masana, más a la distancia. Todavía no sabemos nada sobre cómo va a ser la ceremonia. Incluso antes va a venir una persona de la Fundación Princesa de Asturias a hablar con nosotros y contarnos lo que ellos pretenden. En general las ceremonias esas son muy solemnes, muy académicas. Supongo que diremos un discurso de agradecimiento, al uso, y estoy seguro que va a ser muy emocionante. Creo que nos van a pedir que vayamos unos días antes, porque ellos, con los premiados, hacen toda una semana de conferencias y encuentros en Oviedo.

—¿Le gustaría ponerle un toque de humor a la ceremonia?

—No lo había pensado, probablemente. Pero va a depender de lo que nos diga este hombre que va a venir, sobre qué es lo que ellos esperan. No estaría mal ponerle un poco de humor a la ceremonia. Cuando nos dieron en 2007 la Orden de Isabel la Católica, que fue bastante solemne y estaba la vicepresidenta del Gobierno, hicimos un discurso de agradecimiento bastante humorístico. No eran chistes, lógicamente, pero sí tenía un tono cómico. Incluso terminábamos diciendo que, informalmente, y sin prometerles nada, le diga a los Reyes de España que en agradecimiento tal vez les diéramos el premio Mastropiero.

—El hecho de ser un premio español, ¿tiene que ver también un poco con que la temática de España ha estado en el repertorio de Les Luthiers?

—No creo que especialmente. Es cierto que estuvo la Cantata del Adelantado, o la zarzuela Las majas del bergantín, pero no creo que el premio sea especialmente por esa temática española. Hemos hecho también parodias de músicas de otras geografías, en los Alpes y demás. Lo que sí es que con España tenemos un vínculo muy fuerte a nivel de giras y actuaciones. Ya no es siquiera un vínculo: pertenecemos, nos han dado la ciudadanía, y además es el país donde más trabajamos, después de Argentina. Dos meses al año trabajamos en España.

—¿Cómo fue el momento de la noticia del premio?

—Nos enteramos a las siete de la mañana de Argentina, que es al mediodía de España. Fue mucha euforia, estuvimos como en una burbuja con esa noticia, y seguimos estando todavía, porque es un premio muy grande. Lo cierto es que queríamos ganarlo: soñábamos con él, después que habíamos sido nominados varias veces.

—¿Van a ir todos a recibir el premio, el grupo completo?

—Tenemos que preguntar qué es lo que esperan ellos. Suponemos que si el premio es a la trayectoria de los 50 años, y entre otras cosas a los autores del material, supongo que subiremos a recibir el premio los miembros históricos. También vendrán los actuales titulares que siempre están en el escenario, pero creo que a recibir el premio subiremos los de la trayectoria.

—Interesante que se lo otorguen a humoristas, que no siempre reciben premios de esa magnitud.

—Sí, aunque hubo otro humorista que recibió ese premio, que fue Quino. Humorista y argentino, dirían los nacionalistas. Y es verdad que me pongo orgulloso cuando alguien de mi aldea hace bien las cosas.

—Con Quino, Les Luthiers comparte una mezcla de ingenuidad y a la vez crítica social.

—Sí, concuerdo. Por otro lado, al ser amigos personales de él, es más difícil tomar distancia. Pero a nosotros, cuando nos preguntan sobre la explicación de nuestro éxito a lo largo de tantos años, una de las pocas cosas que podemos entender es que es una mezcla de eficacia humorística junto a una búsqueda constante de la calidad en la forma de transmitir el humorismo.

—También siempre hay una ternura, una cosa humana…

—Y bueno, siempre se han deslizado las cosos que nos gustan a nosotros: la ternura, la crítica. Pero no nos proponemos ser ni tiernos ni críticos. Queremos hacer un buen chiste. Como decía Woody Allen, imaginando un encuentro con Dios. Le pregunta qué puede hacer para el bien de la gente, y le contesta, usted haga bien sus chistes.

—Y ahora se preparan para celebrar los 50 años. ¿Cómo van a celebrar el aniversario?

—En realidad nos agarró un poco la timidez. Creo que vamos a hacer algo muy chico, solamente con nosotros y los amigos más directos.

Gira: el viaje que llega hasta Uruguay.

“Con Montevideo somos lo mismo. Es como ir a una ciudad de la Argentina, realmente. De hecho, vamos constantemente”, reconoce Marcos Mundstock. Y efectivamente, desde décadas atrás, el colectivo humorístico argentino ha ido trayendo sus espectáculos, renovando así un vínculo que cada vez cobra más fuerza. De hecho, en su pasada visita a Uruguay, en enero de 2016 con Viejos hazmerreíres, Les Luthiers agotó completamente las localidades del Auditorio Nacional Adela.

La próxima visita, en la temporada 2018, será con Les Luthiers Gran Reserva, antología que contiene algunas de las creaciones favoritas del público: “San Ictícola de los Peces”, “Entreteniciencia Familiar”, “La Hora de la Nostalgia”, “Rhapsody in Balls” y “El Sheriff Benson”, entre otras.

Entre los planes del grupo está presentar este nuevo show durante mayo y junio en Buenos Aires y en Rosario, Santa Fe. Durante agosto visitarán Neuquén, Córdoba y Mendoza, para luego emprender una gira por España en septiembre, que recorrerá Sevilla, Madrid, Salamanca y Mérida, para luego presentarse ante el público peruano, en Lima, hacia octubre.

El País Uruguay