Hija de la Laguna: Una realidad latinoamericana

Hija de la Laguna: Una realidad latinoamericana

Sinopsis

 

Nélida es una joven campesina de los Andes que habla con la naturaleza. Ella siente que es hija de las lagunas de las que depende la vida de su pueblo.

Pero justo debajo de las lagunas, Yanacocha -la corporación minera más grande de Latinoamérica- ha descubierto un yacimiento de oro valorizado en miles de millones de dólares. La empresa cuenta con el apoyo del gobierno del Perú, incluso a sabiendas que el proyecto implica destruir varias lagunas.

La mayoría de los campesinos de la zona se oponen a este proyecto porque temen quedarse sin agua. Es una lucha de vida o muerte. La policía ha asesinado a cinco personas durante las protestas. Además de al poder político y económico, los campesinos también deben enfrentarse a las personas de sus comuni- dades que dependen de su trabajo en la mina.

Cuando Nélida se une a la Marcha del Agua caminando dese su Cajamarca natal hasta Lima, la capital del país, recorriendo más de mil kilómetros, se da cuenta que no está sola. Son miles las personas que quie- ren proteger los recursos hídricos de los Andes.

La historia de Nélida tiene paralelos en Bolivia, donde un grupo de mujeres nos cuenta cómo es la vida de un pueblo que se ha quedado sin agua luego de incesante extracción minera. Está además Bibi, una joyera holandesa que exhibe sus piezas en espectaculares pasarelas de Europa y que visita la selva del Perú para conocer la procedencia del oro que utiliza en sus piezas.

De regreso al Cajamarca, la represión contra manifestantes que se oponen al proyecto minero incremen- ta. Marco Arana, un ex cura y mentor de Nélida, es brutalmente detenido por la policía mientras protesta- ba pacíficamente sentado en una banca de la Plaza de Armas.

El conflicto sigue. Vemos como, frente a 150 policías a punto de desalojar una manifestación pacífica en las lagunas, Nélida agarra un celular y se comunica con los periodistas de la ciudad. Su determinación evita un ataque. Pero su participación en las protestas tiene consecuencias: el padre de Nélida, que trabaja para la mina, pierde su trabajo.

Pero esto no merma su determinación. Nélida regresa a las lagunas y le reza a los espíritus del agua. Les hace una ofrenda con flores y fotos de los cinco campesinos asesinados durante este largo conflicto. Finalmente, Nélida le pide a la madre naturaleza fuerza para seguir luchando para que se haga justicia.

Write a Comment

Only registered users can comment.