Barrancas de la Sierra Tarahumara, Chihuahua, México

Barrancas de la Sierra Tarahumara, Chihuahua, México

La sierra Tarahumara es una cadena montañosa que forma parte de la Sierra Madre Occidental. Se localiza en el estado de Chihuahua, al noroeste de México.

La Sierra Tarahumara en su enorme extensión (60,000 km cuadrados), contiene a innumerables barrancas, citando a continuación a las más conocidas y mayores en extensión:

Barranca de Urique

Profundidad: 1879 metros

Se trata de la barranca más profunda de Chihuahua y de México. Se origina en la unión de las barrancas del Cobre y Tararecua. Es la barranca más conocida de la sierra gracias a que se le observa desde la estación Divisadero del Ferrocarril Chihuahua al Pacífico Chepe, aunque mucha gente la confunde con la Barranca el Cobre. Sus miradores más importantes se encuentran entre los pino a 2,400 msnm; destacan el Cerro del Gallego, Mesa de Arturo y El Divisadero. En su fondo corre el río Urique que desemboca en el Pacífico por el Estado de Sinaloa.

Su nombre se debe a la comunidad de Urique, que se encuentra hacia los 500 msnm en el fondo de la barranca, a orillas del río, rodeada de una hermosa vegetación semitropical y caliente.

Para acceder a El Divisadero o Posada Barrancas; se puede llegar por carretera desde Chihuahua, Chih. , en aproximadamente 6 horas (304 kilómetros). La forma más tradicional de llegar a este hermoso lugar es vía el Ferrocarril Chihuahua al Pacífico, ya sea tomando el tren en la ciudad de Chihuahua o en Los Mochis, Sin.

Otro de los miradores mas espectaculares del las Barrancas del Cobre es el Cerro del Gallego, para acceder a él; se debe descender del Ferrocarril Chepe en Estación Bahuichivo, y hospedarse en la comunidad de Cerocahui localizado a 18 kilómetros de la estación del tren. En Cerocahui encontrará todos los servicios turísticos que requiera como hoteles, cabañas, restaurantes y paseos guiados que puede contratar para visitar el Cerro del Gallego o bien descender hasta el poblado del Urique asentado al fondo de la Barranca.

En los miradores no hay restricciones de horario así que, sí es fanático de la fotografía podrá esperar las mejores horas para conseguir excelentes impresiones del bellísimo paisaje. El descenso a las barrancas suele durar dos días, sí le gusta el campismo es una inmejorable oportunidad de disfrutar la naturaleza. Y para los que gustan del turismo de aventura, está el río Urique, el cual se puede recorrer en balsas, siempre y cuando sea un especialista en este deporte. También hay renta de caballos.

Para los descensos al fondo de las barrancas se requiere de buena condición física así como ropa adecuada a la temporada. Para observar la barranca desde los miradores, cualquier temporada es buena, aunque se recomienda especialmente los meses de verano y otoño, por los coloridos propios de estas temporadas. Para descender la barranca se recomienda el invierno o la primavera, pues en verano es muy caliente en el fondo.

Barranca de Sinforosa

Profundidad: 1830 metros

Se trata quizá de la barranca más espectacular de la sierra y la segunda más profunda. Precisamente por esto se le conoce como “La reyna de las Barrancas”. Se accede desde la población de Guachochi, a 18 kilómetros al sur, en donde se encuentra el mirador de Cumbres de Sinforosa. En su fondo corre el río Verde que al unirse al Urique, forman el río Fuerte desembocando en el Pacífico. En sus laderas, esta barranca tiene importantes cascadas como la Rosalinda y San Ignacio (ambas de 100 metros), además de otras maravillas. Su recorrido a pie es uno de los más importantes de la región.

Una de las principales actividades es el campismo, la caminata, etc., bajar al fondo de la barranca, y durante este descenso admirar el hermoso paisaje. También es impresionante observar la barranca desde los miradores, y para ello cualquier temporada es buena. Además se puede visitar el poblado de Guachochi y realizar diversas compras de artesanías, como violines de madera, cobijas de lana, obras de palma, tambores, flechas, etc.

Barranca de Batopilas

Profundidad: 1800 metros

Está barranca destaca por su historia, la cual gira alrededor de la minería y su centro más importante, el hermoso pueblo de Batopilas que se encuentra a los 450 msnm, en el fondo de la barranca. Tiene visiones imponentes desde su mirador de la Bufa. En su fondo corre el río de Batopilas, el que también forma parte de la cuenca del Fuerte. En esta barranca se conservan algunas de las comunidades rarámuri más tradicionales. Se le accede por carretera desde Creel- Guachochi, en el poblado de Samachique esta la desviación para llegar a Batopilas, el pavimento se termina en Quirare y desde ahí se empieza a descender a la barranca por un tramo de terraceria por alrededor de 3 horas.

Barranca de Candameña

Profundidad: 1750 metros

La Barranca de Candameña es una de las 7 barrancas que conforman el complejo denominado Barrancas del Cobre se encuentra enclavada en el Parque Nacional Cascada de Basaseachi, a 276 kilómetros al oeste de la capital del Estado de Chihuahua, a cuatro horas por la carretera 16 que llega a Ciudad Cuauhtemoc, La Junta , San Pedro, Tomochi y Basaseachi.

Esta barranca combina espectacularidad y belleza. Destaca porque tiene las dos cascadas más altas de México: Piedra Volada (453 metros) y Baseaseachi (246 metros). Por lo cual se le conoce como “La barranca de las Cascadas”. Además contiene la peña del Gigante, que presenta la pared de piedra totalmente vertical más alta de México conocida hasta ahora, tiene 885 metros de altura. En su fondo corre el río Mayo. Sus principales miradores son los de Baseaseachi, Huajumar, Piedra Volada y El Gigante.

Esta barranca forma el Parque Nacional “Cascada de Baseaseachi”, en donde se conserva una gran riqueza de flora y fauna.

Barranca de Chínipas

Profundidad: 1600 metros

Es quizás la menos conocida debido a su lejanía. En su fondo corre el río del mismo nombre, afluente del Fuerte. En el fondo de esta barranca se encuentra el pueblo misional de Chínipas, el más antiguo de toda la Sierra y uno de los mejores conservados.

Barranca de Oteros

Profundidad: 1520 metros

Entre los antiguos pueblos mineros de Maguarichi y Uruachi se encuentra la barranca de Oteros, accesible desde ambos pueblos por caminos de terracería. También se puede llegar vía El Divisadero y San Rafael.

Entre otras maravillas que posee esta barranca, sobresale la cascada de Rocoroybo con sus tres saltos.

Barranca del Cobre

Profundidad: 1300 metros

Con este nombre se conoce de manera genérica a todo el sistema de barrancas. Esto debido a que cuando se abrió la estación ferrocarril Chihuahua al Pacífico se confundió a la Barranca de Urique, que desde ahí se aprecia muy bien, con la del Cobre. Lo cierto es que la Barranca del Cobre es poco conocida. Su acceso es por la comunidad de El Tejabán, que se encuentra a 50 kilómetros de Creel, en la parte alta del río Urique.

La barranca de Urique se inicia en el punto de unión entre la Barranca del Cobre y la de Tararecua. Es posible ver parte inicial de esta barranca en el Kilómetro 58 de la carretera Creel-Guachochi. Desde su nombre a unas viejas minas que hay en su fondo en las que explotaba el cobre.

Wikipedia

Categories: Destacado, Ecosistema, México

Write a Comment

Only registered users can comment.