Cruzando palabras con una Anti-Princesa

Hoy tenemos la grata oportunidad de cruzar algunas palabras con Nadia Fink, la Argentina autora de una serie de cuentos, que comparten las historias de mujeres luchadoras de Nuestra América, como lo son la chilena Violeta Parra, la Mexicana Frida Kahlo y la lideresa independentista de la Argentina Juana Azurduy (hacemos mención a la colección Anti-Princesas) la cual se ha convertido en referente de la discusión del cómo transformar los patrones impuestos a través de las relaciones de genero en la historia.

Barrio Adentro: Nadia, bienvenida al Noticiero Barrio Adentro, espacio comunicativo de los barrios populares. Cuéntanos un poco, ¿por qué hablar de antiprincesas?

Nadia Fink: Lo de Antiprincesas, por eso la importancia de que sean Latinoamericanas. Las princesas vienen de Europa, un continente que no es el nuestro; nuestras mujeres son diversas, grandes, chicas, gordas, flacas, de distintos colores, y representan la diversidad de Nuestra América.

Nuestro continente está profundamente atravesado por las mujeres, y éstas a su vez son a veces tan poco visibles; por ejemplo, Juana Azurduy, quien luchó con todo un ejército de Amazonas y no pudo rescatarse un sólo nombre de alguna de ellas…

BA: ¿Cuál es el objetivo del proyecto?

Nadia Fink: El proyecto nació primero con la idea de contar historias de mujeres reales; para adentrarnos en esas vidas fascinantes pero también para dar cuenta de las luchas, las rupturas, los desafíos que enfrentaron y que muchas veces quedan un poco iconizadas, como en el caso de Frida.

Desde ahí decidimos empezar a contar, y nos dimos cuenta de que estábamos oponiendo esas vidas y esas historias a las que nos contaron desde siempre, las de princesas limpias y planchadas, calladas y a la espera de un príncipe que les torciera el destino.

BA: ¿Por qué hablar de las mujeres como referentes históricos en América latina?

Nadia Fink: En el caso de Frida y de Violeta, además de su participación política, lo hicieron desde el arte popular. Desde la reivindicación de su pueblo a través de la pintura o de la música.

No olvidemos que estamos en un momento donde la derecha vuelve a ponerse de pie, sin ir más lejos. Una nota de ayer del diario Clarín[1], habla de la próxima primera dama (esposa de Macri) como “educada para sonreír” y que, “no le interesa la política”. A pesar de los avances en materia de género, esto es moneda corriente y por eso está bueno que haya disparadores para la infancia, el lugar donde se construye la crítica, la pregunta y la diversidad.

BA: Nadia, sabemos que el tiempo es corto y que para conocer un poco más de esta experiencia literaria que nace desde lo popular, debemos acercarnos a los tres primeros cuentos de la colección y que esperamos que sean muchos más; porque como dices es allí en la infancia donde debemos generar esos disparadores que contribuyan a la construcción de nuevos valores para un nuevo mundo.

De antemano muchísimas gracias y esperamos encontrarnos de nuevo en este camino por las sendas de Nuestra América.

Nadia Fink: Gracias a ustedes por contar con antiprincesas y su proceso de construcción, así mismo sabemos que nos seguiremos encontrando y trabajando por esa Nuestra América unida que tantas y tantos hemos soñado.

Barrio Adentro 

Categories: Argentina, Feminismos, Género