Masacre de los 72 migrantes latinoamericanos

Masacre de los 72 migrantes latinoamericanos

Por Pedro Pantoja Arreola

Saltillo, Coah.

San Fernando Tamaulipas México

Campo de sangre, exterminio y holocausto

 

7 años del lamento de San Fernando

Memoria Histórica: agosto 23, 2017.

“Postrados de rodillas, como señal de perdón y memoria histórica, besamos la tierra que un día se empapó con la sangre de los 72 migrantes asesinados por el Crimen Organizado”.

Cinco sacerdotes del noreste de México, defensores de los derechos humanos y la vida de los migrantes de Centroamérica, cumplimos nuestro juramento hecho a un grupo de madres y esposas de los asesinados, de proclamar con indignación y tristeza, que ese campo de sangre es un memorial histórico, un santuario de un crimen de lesa humanidad, luto y lamento de América Latina.

7 años de impunidad

Las autoridades mexicanas tenían conocimiento de los altos índices de secuestros, extorsiones a migrantes, así como del peligro que representaba en la región noreste de San Fernando, las diferentes bandas de la delincuencia organizada. Pero una pregunta de terrible sospecha: ¿Por qué ni el ejército, ni la policía federal, ni los agentes de migración, ni otras fuerzas de seguridad detectaron el paso de los vehículos criminales que trasladaron a los migrantes secuestrados por miles de kilómetros?

Ni verdad, ni justicia

Las familias de los masacrados se siguen preguntando “¿por qué los mataron?”

Y es fecha actual, que continúa una negativa rotunda y un excesivo hermetismo con gran falta de transparencia para el ejercicio de la justicia, la devolución de los restos y su identificación, como también la digna y justa compensación a los familiares de las víctimas.

Víctimas y sociedad civil han hecho lo imposible para buscar justicia y verdad, en un caso, profecía más masacres, que dejó huella en todo el país y llamó la atención a nivel internacional.

Allí, en el campo de sangre, rodeados por policías armados, proclamamos los cinco sacerdotes: “no olvidarlos es recordar que seguimos esperando justicia por parte de las autoridades”.

Categories: México, Migrantes, Opinión