Santa Clara, una isla en estado natural donde vive gran biodiversidad marina

Santa Clara, una isla en estado natural donde vive gran biodiversidad marina

Declarada como Refugio de Vida Silvestre mediante acuerdo ministerial en 1999, es considerada una excepcional área silvestre, localizada en el Golfo de Guayaquil.

Fotorreportaje: Fernando Machado

Reg, Machala. La isla Santa Clara es un arrecife de 4 hectarias, ubicada a 43 kilómetros del Puerto Bolívar, entre los limites maritimos de Ecuador y Perú. Es una reserva marina con basta biodiversidad que acoge a varias especies como aproximadamente 240 lobos marinos, varias especies de aves y tortugas, entre otras. En los alrededores se puede realizar el avistamiento de ballenas jorobadas. La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente ademas esta isla sirve para realizar observaciones cientificas, del clima, corrientes marinas. Fernando Machado / El Telégrafo.

Reg, Machala. La isla Santa Clara es un arrecife de 4 hectarias, ubicada a 43 kilómetros del Puerto Bolívar, entre los limites maritimos de Ecuador y Perú. Es una reserva marina con basta biodiversidad que acoge a varias especies como aproximadamente 240 lobos marinos, varias especies de aves y tortugas, entre otras. En los alrededores se puede realizar el avistamiento de ballenas jorobadas. La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente ademas esta isla sirve para realizar observaciones cientificas, del clima, corrientes marinas. Fernando Machado / El Telégrafo.

Reg, Machala. La isla Santa Clara es un arrecife de 4 hectarias, ubicada a 43 kilómetros del Puerto Bolívar, entre los limites maritimos de Ecuador y Perú. Es una reserva marina con basta biodiversidad que acoge a varias especies como aproximadamente 240 lobos marinos, varias especies de aves y tortugas, entre otras. En los alrededores se puede realizar el avistamiento de ballenas jorobadas. La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente ademas esta isla sirve para realizar observaciones cientificas, del clima, corrientes marinas. Fernando Machado / El Telégrafo.

Reg, Machala. La isla Santa Clara es un arrecife de 4 hectarias, ubicada a 43 kilómetros del Puerto Bolívar, entre los limites maritimos de Ecuador y Perú. Es una reserva marina con basta biodiversidad que acoge a varias especies como aproximadamente 240 lobos marinos, varias especies de aves y tortugas, entre otras. En los alrededores se puede realizar el avistamiento de ballenas jorobadas. La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente ademas esta isla sirve para realizar observaciones cientificas, del clima, corrientes marinas. Fernando Machado / El Telégrafo.

Reg, Machala. La isla Santa Clara es un arrecife de 4 hectarias, ubicada a 43 kilómetros del Puerto Bolívar, entre los limites maritimos de Ecuador y Perú. Es una reserva marina con basta biodiversidad que acoge a varias especies como aproximadamente 240 lobos marinos, varias especies de aves y tortugas, entre otras. En los alrededores se puede realizar el avistamiento de ballenas jorobadas. La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente ademas esta isla sirve para realizar observaciones cientificas, del clima, corrientes marinas. Fernando Machado / El Telégrafo.

Reg, Machala. La isla Santa Clara es un arrecife de 4 hectarias, ubicada a 43 kilómetros del Puerto Bolívar, entre los limites maritimos de Ecuador y Perú. Es una reserva marina con basta biodiversidad que acoge a varias especies como aproximadamente 240 lobos marinos, varias especies de aves y tortugas, entre otras. En los alrededores se puede realizar el avistamiento de ballenas jorobadas. La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente ademas esta isla sirve para realizar observaciones cientificas, del clima, corrientes marinas. Fernando Machado / El Telégrafo.

Reg, Machala. La isla Santa Clara es un arrecife de 4 hectarias, ubicada a 43 kilómetros del Puerto Bolívar, entre los limites maritimos de Ecuador y Perú. Es una reserva marina con basta biodiversidad que acoge a varias especies como aproximadamente 240 lobos marinos, varias especies de aves y tortugas, entre otras. En los alrededores se puede realizar el avistamiento de ballenas jorobadas. La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente ademas esta isla sirve para realizar observaciones cientificas, del clima, corrientes marinas. Fernando Machado / El Telégrafo.

Reg, Machala. La isla Santa Clara es un arrecife de 4 hectarias, ubicada a 43 kilómetros del Puerto Bolívar, entre los limites maritimos de Ecuador y Perú. Es una reserva marina con basta biodiversidad que acoge a varias especies como aproximadamente 240 lobos marinos, varias especies de aves y tortugas, entre otras. En los alrededores se puede realizar el avistamiento de ballenas jorobadas. La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente ademas esta isla sirve para realizar observaciones cientificas, del clima, corrientes marinas. Fernando Machado / El Telégrafo.. 

La isla Santa Clara fue declarada reserva natural por la gran biodiversidad de especies y aves marinas que allí habitan. Este arrecife de 4 hectáreas se ubica a 43 kilómetros de Puerto Bolívar, entre los límites marítimos de Ecuador y Perú.

Al arribar se ven varios lobos marinos, aproximadamente 240, que han migrado; asimismo algunas especies de aves y tortugas.   En los alrededores se realiza el avistamiento de ballenas jorobadas.

La isla tiene restringido el ingreso a turistas, salvo que porten una solicitud aprobada por el Ministerio del Ambiente.

El lugar sirve para observaciones científicas del clima y de corrientes marinas. Fue considerada un sitio sagrado por los pobladores aborígenes de la isla Puná, en donde rendían ofrendas a sus ídolos, además de celebrar ceremonias mortuorias. (I)

El Telégrafo