¿Amor sin etiquetas? Bisexual, Queer o NMD (No Me Decido)

¿Amor sin etiquetas? Bisexual, Queer o NMD (No Me Decido)

Por Lydia Cacho 

¿Qué es el amor para las y los jóvenes hijos de las generaciones divorciadas? Cuando lo que ven en casa es desamor, desencuentros afectivos, divorcios virulentos, vidas partidas entre un hogar y otro aprenden más sobre el desamor que sobre el amor. Parece que el romanticismo no existe en la práctica vital que tienen frente a sus ojos.

Si padres o madres son destartalados amorosos ¿cómo enseñan a sus hijas e hijos a no serlo? Y ¿qué sucede cuando son hijas de parejas bien avenidas? Parece que las nuevas generaciones no creen en el modelo de amor y sexo tradicionales. Pregunté a ciento treinta jóvenes de ambos sexos si tenían sexo amistoso sin compromiso, el 92% dijo que sí.

A la pregunta si han tenido curiosidad bisexual, el 80% de las niñas dijo que si y el 25% de los chicos aceptó. A la pregunta de cuántos tuvieron encuentros con una persona del mismo sexo el 62% de ellas dijo que sí, el 5% de ellos dijo haberse atrevido.

Tal vez tantas adolescentes quieren anunciar a sus padres que son Queer porque es tiempo de romper el vínculo nena-papá, tal vez porque en verdad no se identifican con nada y, como toda adolescente, se sienten raras, diferentes, subversivas que han encontrado un discurso que le da sentido a lo que está viviendo: el de no ser etiquetadas por sus elecciones amorosas y eróticas.

 

Lydia Cacho

Categories: LGBTI, México, Opinión